Se busca que en el gobierno de Nayarit haya paridad entre hombres y mujeres 

Por: Mildra Benítez Robledo 

Tepic, Nayarit; lunes 20 de junio del 2022.-  La justicia es muy lenta para el caso de las mujeres y es necesario que se cumpla el principio de paridad en Nayarit y justo cuando se cumplen tres años de la reforma que señala la obligatoriedad de la paridad en los tres poderes y en los tres órdenes de gobierno, se hace este recuento.

Así lo indicaron las integrantes del Observatorio de Paridad de Género en Nayarit, quienes aclararon que la democracia también significa que las mujeres estén en el poder y esto se entiende desde el 6 de junio del 2019. De 13 secretarías se han designado solo a cuatro mujeres. De ahí que el 7 de octubre del 2021 interpusieran un amparo indirecto ante el juzgado del distrito civil, para que se revisara el asunto.

Posteriormente se interpuso un recurso de revisión ante el colegiado de distrito el 28 de marzo de este año y dos meses después se emite el acuerdo de recibido.

Lo único que se pide, dijeron, es justicia con perspectiva de género al cual están obligados los tribunales y que se cumpla el principio de paridad en Nayarit como lo mandata la Constitución General de la República. 

Consistentes en su propósito desde el 2019, comentaron que promueven el derecho de las mujeres a ser representadas por otras mujeres en el poder público y en la toma de decisiones, pues tienen el derecho de participar en los asuntos públicos y el principio de igualdad entre mujeres y hombres.

En agosto del 2021, recordaron que extendieron el pronunciamiento denominado “Paridad en todo, armonización legislativa y atención a la alerta de género en Nayarit” a los tres poderes, mismo que enfatiza la obligatoriedad de la integración paritaria en la Entidad.  

Para concluir, las activistas, añadieron que el concepto de paridad en todo se refiere a la participación equilibrada, justa, y legal, que asegura que al igual que los hombres, las mujeres en toda su diversidad tengan una representación igualitaria en la vida democrática de nuestro país. Participar en el poder es hoy la exigencia de las mujeres.