Tras 10 días del linchamiento de Daniel Picazo, asesor de la Cámara de Diputados asesinado en Puebla, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que hacer justicia por propia mano no corresponde a “una sociedad responsable”.

Durante la conferencia de prensa matutina de este lunes, se cuestionó a López Obrador sobre el apoyo que se ha dado a los familiares de la víctima, a lo que pidió que se tenga confianza en las autoridades.

“Nosotros no somos iguales a las autoridades anteriores, así de manera categórica lo puedo decir, nosotros no protegemos a delincuentes, se castiga al que comete un delito y no debe hacerse justicia por propia mano, eso está prohibido, es un acto injusto, inhumano”, dijo el presidente.