El Gobernador, Miguel Ángel Navarro, anuncia la eliminación de la Policía Vial de Tepic y el regreso del “Mando Único” para acabar con el corrupto “bono de 10 mil pesos” que ofreció Geraldine Ponce, a tránsitos y policías por detener a 120 gentes diarias. 

Los tepicenses ven con beneplácito que el gobernador, ponga un alto a las corruptelas de Geraldine y sus policías 

Por Servio Tulio Berumen 

Tepic, Nayarit; martes 21 de junio del 2022.- El Gobernador, Miguel Ángel Navarro Quintero, puso fin a los sueños de poder y riqueza de la Presidenta Municipal de Tepic, Geraldine Ponce y de su Jefe de Gabinete, Alejandro Galván, al anunciar en su conferencia de prensa, la eliminación de la policía vial de Tepic y el regreso del “mando único” para acabar con las viejas prácticas de corrupción, entre ellas, las cuotas masivas de infracciones y detenidos, que imponen los altos mandos a sus subalternos con el fin de robarle el dinero al pueblo. 

Navarro Quintero, sin darle vueltas al asunto, dijo que le genera conflicto la policía vial, en especial la de Tepic, ya que los altos mandos de la policía municipal de Tepic, le exigen a sus subalternos que cumplan con cuotas de multas y detenidos, sangrando los bolsillos del pueblo, en lugar de darles protección. 

Ante estos graves actos de corrupción, el mandatario del estado, anunció, que ya se está analizando la eliminación de la policía vial de Tepic, ante los presuntos actos de corrupción de pedir cuotas de detenciones y multas masivas. 

De la misma manera, informó, que también se analiza la implementación del “mando único” en todo el estado; por la ineficiencia, corrupción y escases de elementos que hay en las policías municipales, los cuáles no pueden cumplir con su deber de prevenir el delito. 

Con estas medidas anunciadas por el Gobernador del Estado, se espera que pronto se ponga fin a las detenciones arbitrarias que están ejecutando a diario, el Capitán, Casillas y sus muchachos. 

Ya que personal de la misma policía municipal, entre ellas, la “Superpolicía”, Fabiola, denunciaron que la Presidenta Municipal de Tepic, Geraldine Ponce y su Jefe de Gabinete, Alejandro Galván, le impusieron presuntamente al Capitán, Casillas, una cuota de detenciones de 120 gentes diarias, a cambio de premiarlos con un bono de 10 mil pesos mensuales. 

Por último, hay que señalar, que según las denuncias ciudadanas, el Clan Geraldine-Galván, tenía planeado detener a 120 gentes diarias, 840 a la semana y 43 mil 800 gentes al año, que multiplicadas por 2 mil pesos de multa, pretendían embolsarse 87 millones 600 mil pesos anuales y por todo el trienio, 262 millones 800 mil pesos, libres de polvo y paja y sin pagarle un solo peso de impuestos a la Secretaría de Hacienda, pero, sus sueños de riqueza de repente se convirtieron en una espantosa calabaza.