China prohíbe el uso de Teslas por posible “espionaje americano” De acuerdo con

Reuters, los coches Tesla tendrán prohibida la entrada a Beidaihe, un pueblo costero en China, presuntamente a consecuencia de una reunión anual de líderes del gobierno. Un policía de tráfico local informó que los coches serán desviados desde el primero de julio.

Pese a que el oficial de tráfico, quien prefirió no decir su nombre, no dió más información, aclaró que se debe a asuntos del gobierno privados y que, probablemente, esa sea la razón principal del desvió de Teslas de la ciudad. Agregó que, quizás, se haga un anuncio oficial de esto en algunos días. 

La ciudad de Beidaihe es conocida por albergar, cada año, una reunión de personalidades importantes para el estado chino, pero no suele dar fechas de inicio de este “cónclave” pues las discusiones o ideas políticas de las que se habla, no son abiertas al público. 

¿Un espionaje americano?

A principios de junio, los coches Tesla también fueron prohibidos en la ciudad central de Chengdu sin razón oficial, pero coincidió con la visita del presidente Xi Jinping a la localidad. De nuevo parecerían asuntos del gobierno lo que provocaría esta situación. 

En 2021, una situación similar sucedió cuando se decretó que los coches Tesla tendrían prohibido el paso a los complejos militares chinos debido a preocupaciones en la seguridad, ya que estos vehículos tienen cámaras integradas en ellos. Esto surgió gracias a que algunos videos de estos complejos se filtraron en redes sociales.

La principal preocupación, además de poder ser “videograbados” es el posible almacenamiento de datos sensibles que, para la población china, como para la de otros lugares, se ha convertido en un miedo latente. 

En ese entonces, Elon Musk, el presidente de la compañía, comunicó que los autos no se usaban para espionaje en ningún lado y que los datos recopilados se resguardaban en el lugar de origen, en este caso, la propia China.

¿Desde dónde graban los Tesla?

Los modelos Tesla vienen equipados con varias cámaras y sensores exteriores como parte de los sistemas de asistencia al conductor y de estacionamiento. El modelo 3 y el modelo Y vienen con cámaras en el retrovisor cuando la función “taxi”se habilite en Tesla. Finalmente, las cámaras interiores sirven para monitorear la atención del conductor pero, según la propia compañía, ninguna de estas se encuentra habilitada en China.

¿Qué sucederá con el tránsito de Teslas en China?

Hasta el momento, ni el gobierno chino ni Tesla se han pronunciado oficialmente respecto a la situación de la prohibición de estos automóviles. Sin embargo, puede ser un foco rojo para Tesla, ya que China es uno de los mercados más grandes de la compañía, así como un gran fabricante de la marca. 

Aunque las medidas restrictivas son oficiales, es poco probable que se prohíban los Tesla en todo el país, sin embargo, las cuestiones de seguridad y de videovigilancia es un tema que sigue en boca de todo el mundo, inclusive la reservada China.