Se vienen las graduaciones y los organizares de las fiestas clandestinas lo saben, en estas fiestas circulan las llamadas bebidas adulteradas que representan un grave riesgo para los menores, advierte el Presidente de la Asociación de Padres de Familia, Leopoldo García López.

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; miércoles 22 de junio del 2022.- Mucho ojo con las llamadas “aguas locas”, se acercan las graduaciones y habrá  fiestas bajo el pretexto de culminar los estudios en los niveles de secundaria y preparatoria donde abundan este tipo de bebidas y otro tipo de sustancias que son  un  riesgo para  los menores de edad.

Desde hace algunos meses, proliferan las llamadas fiestas clandestinas donde acuden menores de edad que son embrutecidos con  alcohol y drogas, organizados en casinos infantiles o salones de eventos para “despistar” a los padres de familias y autoridades escolares.

Ya se vio que el negocio de las “fiestecitas” de adolescentes es redituable y andan desatados los organizadores para llenarse los bolsillos a costa de la salud de los menores porque como se sabe, en las últimas 3 fiestas de este tipo, hay jovencitos que han parado hasta el hospital presuntamente por ingerir bebidas adulteradas.

Hay que acentuar la vigilancia a los hijos, sobre todo a los menores de edad porque con el pretexto de finalizar el ciclo escolar,  se organizan este tipo de fiestas donde abundan las aguas locas, advierte el Presidente de la Asociación de Padres de Familia, Leopoldo García López.

“Si no se involucran los padres de familia, vamos  a seguir igual y como está la situación ahorita con bebidas adulteradas y no se digan otras cosas el peligro es inminente para los menores de edad”.

Y es que los padres deben estar al tanto de sus hijos porque no puede existir una patrulla o policía para cuidar a cada uno de los adolescentes, está difícil para el gobierno por ello, debe de participar la sociedad, insistió García López.

Los directivos y maestros también deben denunciar estas fiestas y hasta los vecinos de los salones de eventos, si observan que son jovencitos tomando al interior, deben informar a las autoridades para que “revienten” estas celebraciones ilegales.

Finalmente, Leopoldo García indicó que hay voces que piden a las autoridades educativas y a los DIF municipales que se implemente de nueva cuenta la “Escuela para Padres” con el fin de que se les oriente para prevenir que sus hijos desvirtúen su camino.