Seguramente uno será detenido por tráfico de influencias y el otro por omisión en la aplicación de la Justicia. 

Por: El Vale Ranchero. 

En mi opinión la detención de Luis Alonso N, al que se le cambió la medida cautelar, es decir ya está en la cárcel y pone en evidencia el tráfico de influencias que se aplicaba en el Poder Judicial, bajo la presidencia de Ismael González Parra el que debe ser investigado por dar “Los Pitazos” a su amo Jorge Aníbal Montenegro Ibarra, quien ya tiene dos y hasta tres carpetas de investigación. 

Luis Alonso N, al que se le imputan varios delitos entre ellos falsificación de documentos, ejercicio indebido de funciones y tráfico de influencias, había corrido con suerte.  razonando lógicamente se puede pensar que un juez de control obedeciendo órdenes del titular del Poder Judicial, Ismael González Parra, lo dejo libre para que llevara su proceso en libertad a pesar que su detención se dio a unos pasos de cruzar a Estados Unidos. 

Estás agravantes y fallas se deben poner en otra carpeta de investigación por el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial al todavía magistrado Ismael González Parra y al juez de control que lleva el caso para que le sean retirados de sus cargos y sometidos a proceso. Ahora si Jorge Aníbal Montenegro Ibarra sabe que ya está en manos de la justicia. Se dice que no hay quien le pase los “Pitazos” en cuanto salga su orden de aprehensión que será seguramente de un momento a otro.