Rachel, una joven inglesa, había ganado más de 223 millones de dólares; sin embargo, el destino la aguardaba con una triste sorpresa

Imagínese ganar la lotería para después no poder reclamarla. Ese fue el caso de Rachel Kennedy, una joven de 19 años de Hertfordshire, en Inglaterra.

Kennedy estaba revisando los ganadores de la lotería de EuroMillions, que en ese momento llegaba a un total de 182 millones de libras esterlinas -más de 223 millones de dólares- y más de 4 mil millones de pesos mexicanos, cuando se dio cuenta que sus números habían sido elegidos. Sin embargo, después de comentarle a su mamá y a su novio de su nueva fortuna, la compañía le comunicó algo que no se esperaba.

Según informó el medio inglés The Mirror, EuroMillions habló con la joven para explicarle que en realidad no le desembolsaría el dinero porque al momento de comprar el ticket para la lotería, su cuenta bancaria tenía tan solo 2.50 libras -lo que cuesta el billete- pero el banco rechazó la compra automáticamente por falta de fondos.

La joven, que aparentemente llevaba cinco semanas seguidas participando con los números 06,12, 22, 29, 33, 06, 11 llamó para comunicarse con la empresa y reclamar su dinero. En una entrevista con el medio local The Sun, Kennedy explicó lo sucedido. “Llamé al número pensando que había ganado 182 millones de libras y ellos me dijeron: ‘Sí, tieness los números bien, pero no tenías el suficiente dinero para la jugada en tu cuenta así que realmente jamás lo compraste’”, subrayó.

”Estaba en la cima del mundo cuando creí que había ganado”, le comentó la joven al medio The Sun aún con tristeza. Luego, decidió dar a conocer su historia en su cuenta de Twitter donde compartió lo ocurrido.

En medio de su lucha contra la compañía para cobrar el dinero ganado, Rachel Kennedy hizo público su denuncia a través de sus seguidores y los medios locales pero poco sirvió. A pesar de los esfuerzos por obtener la cifra que iba a cambiarle la vida, EuroMillions sostuvo que por lo sucedido con su cuenta bancaria al momento de comprar el boleto, no le otorgarían el dinero del premio.