Mujeres y hombres periodistas y comunicadores de Tamaulipas protestaron por el asesinato de Antonio de la Cruz Martínez, reportero del periódico Expreso, cometido el miércoles por la mañana en Ciudad Victoria.

El tercer ataque mortal contra el tercer periodista en los recientes 5 años generó marchas y manifestaciones en Tampico, la capital del estado, Nuevo Laredo y la sede del Poder Legislativo estatal.

El 29 de junio, los integrantes del club “Bravos de Nuevo Laredo” condenaron el crimen y exigieron justicia a las autoridades. “Repudiamos todos los actos de violencia contra el gremio periodístico ya que además representan un atentado a la libertad y la democracia del país”.

En dicha ciudad fronteriza ocurrió el primer asesinato del sexenio de Francisco García Cabeza de Vaca. El 13 de enero de 2017, el columnista Carlos Domínguez fue atacado con arma blanca. Por este homicidio fueron detenidos los periodistas Luis Valtierra, Jesús González y Gabriel Garza, quienes permanecieron presos y un año después fueron absueltos por un juez federal. Sin embargo, Garza no alcanzó a escuchar el fallo ya que murió en prisión. Los 2 reporteros estuvieron en la protesta “No se mata la verdad”.

Por la tarde del jueves en Tampico, un grupo de 30 compañeras y compañeros acompañado de activistas feministas, como Martha de la Cruz, protestaron en la plaza de Armas.

“Estamos hoy reuniéndonos para visibilizarnos hoy nosotros, cuando nosotros somos normalmente los que visibilizamos lo que está sucediendo en el país. El llamado es que esto sea un parteaguas, a que aquí paremos la cuenta, a que aquí paremos las estadísticas y, entonces, ya no sean más números rojos”, pronunció Omar Reyes, representante del grupo editorial Expreso – La Razón frente al Palacio municipal.