El presidente sigue firme en su posición sobre ver hacia adelante y no perseguir a nadie 

Por: Agencias 

México; martes 12 de julio del 2022/agencias. – El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que su posición, expresada desde su toma de protesta en el cargo en 2018, fue ver hacia adelante y no perseguir a nadie. Ponderó de nueva cuenta que el ex presidente Enrique Peña Nieto no se metió en las elecciones presidenciales a pesar de las peticiones de los partidos “conservadores”, lo cual agradeció de manera pública.

“Quiero aclarar que desde que tomé posesión -lo digo y lo digo y parece que no se internaliza- el planteamiento nuestro es no perseguir a nadie. Mi planteamiento fue que viéramos hacia adelante y que empezáramos a dar el ejemplo nosotros de gobernar con honestidad, y que en el caso de que nosotros cometiéramos actos de corrupción, se nos castigara”, sostuvo en su conferencia matutina de este lunes.

Cuestionado sobre las investigaciones anunciadas las semana pasada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) a Peña Nieto, el tabasqueño indicó que propuso en su momento que el juicio a los ex presidentes se hiciera si el pueblo lo demandaba en una consulta, en la que votó en contra “porque yo estoy pensando más hacia adelante, no es mi fuerte la venganza, y siento que lo mejor es prevenir. La justicia no sólo es castigar, la justicia también es prevenir que no se cometan delitos y esto requiere de la participación de todos”.

Recordó que en dicha consulta no se alcanzó la participación suficiente para que fuera vinculante, “entonces, ya nosotros no vamos a presentar denuncias”.

Apuntó que el proceso al que hizo referencia la UIF la semana pasada se dio a conocer por una pregunta hecha en la “mañanera”, ante lo cual, dijo, “yo no puedo mentir no puedo ocultar nada, por eso se da a conocer de que, como persona expuesta, que lo somos todos los servidores públicos, las operaciones que llevamos a cabo las revisan, y terminan en Hacienda, son notificadas por lo bancos a Inteligencia Financiera”.

Refirió que en 2012, como parte de los pagos mensuales que recibió por 50 mil pesos durante el tiempo que fue candidato, le dieron un cheque por 300 mil pesos, mismos que tardó hasta tres meses en que el banco autorizara el pago debido a que estaba en la lista de personas políticamente expuestas.

De igual forma, sobre el caso de Peña Nieto, “cuando Pablo Gómez me dice que existe esa investigación, ese antecedente, como me lo planteaba el licenciado Santiago Niego, yo les decía: a la Fiscalía, a todos, porque lo tenemos que hacer de esa manera por cuestiones de principios, de convicción, nosotros no establecemos relaciones de complicidad con nadie”.

No obstante, recalcó que “nuestros adversarios que tienen muy buena imaginación para inventar cosas, hablan de pactos, de acuerdos”. Adujo que los opositores quisieran que su gobierno ocultara información para que salgan los medios a decir se está protegiendo al ex presidente Peña Nieto. “No, nosotros actuamos con transparencia y lo vamos a seguir haciendo. Yo hasta públicamente le agradecí y eso lo digo a los cuatro vientos, que se oiga bien y que se oiga fuerte, al licenciado Peña Nieto, porque no se metió como lo hizo (Vicente) Fox y (Felipe) Calderón en la elección presidencial”.

Relató que los que se sentían “dueños de México” fueron a ver a Peña Nieto para pedirle que se unieran en su contra. Para ello, primero propusieron que José Antonio Meade (PRI) declinara a favor de Ricardo Anaya (PAN), y luego le plantearon que fuera Anaya el que declinará por Meade.

En contraste, expuso que durante la elección de 2006 el entonces presidente Vicente Fox envió a secretarios de Estado a las entidades del país en el marco del proceso presidencial para impedir que él ganara los comicios, por lo que calificó a Fox como un traidor a la democracia luego que reconoció “de manera cínica” que “cargó los dados”.

“Eso mismo pasa después, que Calderón ayuda al partido que los había ayudado en el sexenio anterior. Se devolvieron el favor. En el 2006 un partido ayudó al partido de Fox y de Calderón, y en la siguiente elección, ese partido, el propio Fox llamó a votar no por su partido, sino por el partido del presidente Peña”.

Consultado sobre una posible operación de Peña Nieto desde España en el proceso electoral del estado de México, consideró que se trata de “una volada” o una calumnia. Insistió que será la Fiscalía General de la República la que resuelva el curso de las denuncias sobre el ex mandatario.