La productividad ofensiva de la Selección Mexicana Femenil fue nula en este Campeonato W de la Concacaf al registrar cero goles a favor por cinco en contra. Jamaica, Haití y Estados Unidos le anotaron, incluso las haitianas lo hicieron por primera vez en su historia y hasta le metieron tres goles.

ustamente esos juegos la portería fue resguardad por Emily Alvarado, quien dejó mucho qué desear con sus actuaciones. Para el duelo contra las de las Barras y las Estrellas, Itzel González salió al quite teniendo una gran labor y permitiendo solo una anotación por parte de las Campeonas del mundo.

Para el ataque, Mónica Vergara decidió llevar a María Sánchez (Houston Dash), Lizbeth Ovalle (Tigres UANL), Katty Martínez (América), Joseline Montoya y Alicia Cervantes (Guadalajara), Diana Ordoñez (NC Courage) y Myra Delgadillo (sin equipo), dándole más minutos a Diana Ordoñez, jugadora con poca experiencia en selección.

Pese a tener a Licha Cervantes como la bicampeona de goleo individual en la Liga MX Femenil, Vergara optó por darle presencia solo como elemento de cambio en dos de los tres cotejos. Mientras que a Katty la tuvo de titular contra Haití sacándola al minuto 65.

María Sánchez es la delantera que más minutos tuvo, incluso es la jugadora que más estuvo en la cancha sumando 252 minutos con la titularidad en los tres enfrentamientos de la Fase de Grupos, pero pese a ser una de las pocas que buscaban opciones, no pudo concretar frente al arco rival.