El ultrasonido hace posible la reproducción de imágenes en tiempo real, lo que permite mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo, así como el fluir de la sangre por los vasos sanguíneos, convirtiéndose en uno de los métodos diagnóstico más versátiles.

Para evaluar las causas que originan padecimientos, médicos de distintas áreas utilizan como herramienta de diagnóstico al ultrasonido.

Para evaluar las causas que originan padecimientos, médicos de distintas áreas utilizan como herramienta de diagnóstico al ultrasonido.

Debido a que esta herramienta hace posible la reproducción de imágenes en tiempo real, lo que permite mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo, así como el fluir de la sangre por los vasos sanguíneos, convirtiéndose en uno de los métodos diagnóstico más versátiles.

Su uso se aplica desde la medicina interna, la traumatología, urgencias, obstetricia, ginecología, hasta la oncología; permitiendo el monitoreo y evaluación de distintos órganos internos del cuerpo humano como corazón, hígado, vesícula biliar, páncreas, riñones o vejiga, por mencionar algunos.

De acuerdo con cifras de la Federación Mexicana de Asociaciones y Colegios en Ultrasonido en Medicina y Biología, se estima que existen alrededor de 26 mil médicos ultrasonografistas en nuestro país.

“En la actualidad, no se puede concebir a la medicina sin el acompañamiento de un equipo de ultrasonido. Esta disciplina ha ido en un alto crecimiento, por lo que actualmente no basta tener un buen equipo, o con la última tecnología, sino que también es indispensable la profesionalización en el método de su uso, eso repercutirá de manera positiva en un diagnóstico mucho más eficaz para el paciente”, consideró el médico Jorge Estrada, presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones y Colegios en Ultrasonido en Medicina y Biología.

En ello coincide el Dr. Alberto Sosa Olavarría, médico Cirujano por la Universidad de Carabobo, de Venezuela, y Doctor en Ciencias Médicas, con especialidad en Perinatología, Obstetricia y Ginecología, señala que es indispensable que los profesionales de la salud, puedan seguir capacitándose y adquirir habilidades de interpretación que les permita desarrollar eficazmente la actividad clínica.

Ambos especialistas participaron en el encuentro “La importancia de la profesionalización en la práctica del ultrasonido”, organizado por la empresa Ocean Medic, el cual tuvo por objetivo profundizar en la necesidad de contar con médicos especialistas en la rama del ultrasonido. Y es que, cifras recientes del INEGI señalan que solo el 33% de los médicos en México cuentan con una especialidad.

Ante este panorama, los médicos coinciden en señalar que, si no se conocen las indicaciones del procedimiento, y si no se conoce el correlativo de las imágenes en las diferentes patologías, se pueden cometer errores sumamente graves, errores diagnósticos.

El doctor Sosa Olavarría, señaló que, en el área materno-fetal, el uso el ultrasonido es indispensable, ya que gracias al ultrasonido obstétrico se obtienen imágenes del embrión que está dentro de una mujer en gestación; esa información, precisó, “será de suma utilidad para el proceso del embarazo, desde etapas muy tempranas se puede identificar malformaciones congénitas.

Sobre la Inteligencia Artificial (AI) con la que trabajan los ultrasonidos, Sosa Olavarría señala que la adaptabilidad a los avances tecnológicos debe ser una condición general de las y los médicos que trabajan con ultrasonido. “Cuando nosotros comenzamos en la década de los 80 a hacer estudios ultrasonográficos nuestros equipos no tenían la capacidad, ni resolución de imágenes que tenemos actualmente, solo contaban con imagen bidimencional. Hoy hablamos de otras dimensiones, como la 4D y 5D”.

Sin embargo, señala que en el área de atención del binomio madre-feto, por citar un ejemplo, los médicos deben contar con amplios conocimientos de la vida intrauterina; la embriología y la obstetricia, además de conocimientos en embriología y fetología, así como de las alteraciones genéticas y anomalías estructurales, por eso la importancia de seguir capacitándose.

“Desde etapas muy tempranas, en un embarazo entre la 4.ª y 5.ª semanas, se puede seguir la evolución del embrión a lo largo de la vida; establecer sus parámetros de crecimiento y desarrollo desde el punto de biometría, establecer su peso, talla y diagnosticar, además, las alteraciones del crecimiento y desarrollo”.

El encuentro fue moderado por el ingeniero biomédico Juan González, representante de Ocean Medic, quien destacó el compromiso social de la compañía de llevar a más personas el conocimiento y la utilidad de la ecografía de la mano de médicos expertos en el tema de la imagenología. En encuentro se puede revisitar en la página oficial.