En un video que circula en redes sociales, Tommy Morrissey, de 11 años, voló la pelota con un batazo

Tommy Morrissey, de 11 años, está cautivando al mundo del beisbol por su habilidad al batear, con tan solo contar con brazo.

“El prodigio”, como se hace llamar, ha derribado las limitaciones que hay en el deporte. A los siete años de edad practicaba el golf. Realizó un tiro de 170 yardas.

Recientemente, en un video que circula en redes sociales se ve cómo el niño manda a bolar la pelota por el jardín izquierdo, en un partido de beisbol infantil. Tras recorrer las bases, recibió las felicitaciones de todos sus compañeros, incluidos del equipo contrario, en Cooperstown Allstar Village.

Su pasión por el deporte se lo transmite a sus compañeros.

No sólo como bateador sino también como pitcher ha demostrado sus habilidades.