La aeronave partió rumbo hacia San Antonio para recoger los cuerpos de ocho de los 26 mexicanos que perecieron en la tragedia

  • *El resto de los cuerpos serán trasladados por la fuerza aérea mexicana en los próximos días
  • *Los mexicanos fueron hallados asfixiados y deshidratados junto a decenas de hondureños y guatemaltecos dentro de un tráiler sin ningún tipo de ventilación
  • Un avión de la Fuerza Aérea Mexicana partió a Texas para buscar los cuerpos de los mexicanos que murieron a fines de junio dentro de un tráiler junto a decenas de migrantes, en la que ha sido considerada la peor tragedia de tráfico de personas ocurrida en la frontera con Estados Unidos y México.

El coordinador para América del Norte de la cancillería mexicana, Arturo Rocha, anunció en su cuenta de Twitter que la aeronave partió rumbo hacia San Antonio para recoger los cuerpos de ocho de los 26 mexicanos que perecieron en la tragedia del 27 de junio. El resto de los cuerpos serán trasladados por la fuerza aérea mexicana en los próximos días.

Los mexicanos fueron hallados asfixiados y deshidratados junto a decenas de hondureños y guatemaltecos dentro de un tráiler sin ningún tipo de ventilación que fue localizado a las afueras de San Antonio. En el hecho fallecieron 53 migrantes y más de una docena lograron sobrevivir.

De acuerdo con la información aportada por la Secretaría de Relaciones Exteriores, los 26 mexicanos fallecidos provenían de los estados de Guanajuato, Veracruz, Oaxaca, México, Zacatecas, Querétaro, Morelos y la capital mexicana.

Las autoridades se han comprometido a erogar por completo los gastos de repatriación, traslado a los diferentes estados mexicanos y entierro de los 26 migrantes, en su mayoría de origen muy humilde, que habían ingresado ilegalmente a Estados Unidos con la ayuda de contrabandistas en busca de mejores condiciones de vida.