Viajeros de origen costarricense y americano que iban a bordo del Autobús 1045 de ODA bus and travel placas 24-RB-3M empezaron a presentar dificultad para respirar, dolor de garganta, dolor y ardor en nariz, ojos, oídos, labios y lengua, así como sensación de vomitar por haber inhalado durante varios minutos cloro, sustancia que había sido ocupada minutos antes para sanitizar la unidad.

Ante ello, el operador detuvo la marcha y solicitó ayuda médica mediante una llamada al 911, y fue así que paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), en colaboración con personal de protección civil de la alcaldía Tlalpan, acudieron a la avenida Viaducto-Tlalpan y Acoxpa para atender a 26 extranjeros.

Una vez que los intoxicados fueron diagnosticados fuera de peligro, uno a uno subieron a otro autobús turístico que la empresa envió para que los viajeros pudieran continuar su camino hacia el destino turístico.

Policías del sector Coapa acudieron también al sitio y toda vez que no hubo denuncia alguna por parte de los afectados, se le permitió al operador que se retirará de la zona junto con el bus involucrado.