El exjefe de diseño de la compañía dejará de colaborar en la creación de los productos de la firma de la manzana.

Casi como si de un equipo de fútbol histórico se tratase, Apple también cuenta con nombres ilustres -casi de leyenda-; fácilmente reconocibles para aquellos que sienten especial interés por la tecnología. Sin duda, Steve Jobs, su cofundador y desaparecido director ejecutivo estaría en la cumbre, y a este le seguirían el también padre del gigante Steve Wozniak, el actual mandamás, Tim Cook, o el que fuera diseñador estrella durante tres décadas: Jony Ive quien, después de haber pasado a trabajar de forma externa para la empresa en 2019, habría terminado rompiendo su relación profesional con la firma definitivamente, según señala ‘The New York Times’.

Ive llevaba los últimos tres años ocupándose de dirigir su propia empresa de diseño, LoveFrom. Cuando salió de la firma de la manzana, lo hizo con un contrato debajo del brazo superior a los 100 millones de dólares, por el que se comprometía a continuar ayudando a dar forma a los dispositivos que Apple ha ido lanzando al mercado. El acuerdo llegaría con condiciones, entre ellas, la empresa del iPhone tendría capacidad para impedir que su exjefe de diseño pudiese trabajar para la competencia.