Andrea sufría bullying y amenazas en la escuela Secundaria Técnica 30 en Monterrey; además, en algún momento le mandaron fotos de pistolas y navajas mediante redes sociales

Daniel, el padre de la menor, reveló que hace tiempo, el grupo de acosadores grafitearon su casa con una señal particular, pero en ese tiempo no le tomaron importancia.

Ha estremecido a la comunicad el caso de Andrea, menor de 13 años que murió el pasado lunes, a causa del bullying y amenazas que sufrió en la escuela Secundaria Técnica #30 en Monterrey.

Mediante Facebook, tras complicarse la salud de Andrea por el auto atentado a su vida el pasado 4 de julio, Yudith, la prima de la menor, alertó a todos los padres de familia de la Escuela Secundaria José María Paras, ubicada en Villa las Fuentes, sobre el acoso escolar por parte de alumnos.

Tres días después, se dio a conocer sobre el fallecimiento de Andrea en un hospital de la localidad.

Se conoce que tras llevar a la joven al hospital, una amiga de la secundaria les compartió que Andrea y ella sufrían bullying, amenazas de golpes y que en algún momento les mandaron fotos de pistolas y navajas mediante redes sociales.

Daniel, el padre de la menor, reveló que hace tiempo, el grupo de acosadores grafitearon su casa con una señal particular, pero en ese tiempo no le tomaron importancia pues no sabían quiénes habían sido o de lo que se trataba.

La escuela habría puesto atención a las denuncias, pues en una ocasión, un miembro del personal llevó a Andrea y a su amiga a sus casas por una amenaza latente, en lugar de reprender al grupo que las acosaba, reveló la prima de la menor en una publicación de Facebook.

El hecho ya lo investiga la Fiscalía General del Estado de Nuevo León, quien acudió a la escuela a recabar evidencias.

Por eso hoy alzo mi voz que esto no quede impune por favor exhiban a esos cobardes no se les puede llamar de otra manera que paguen las consecuencias”, dijo la prima de Andrea.