El ‘animal’ es suave al tacto y mide 1,3 centímetros

Un grupo de investigadores de la Universidad de Sichuan, en el suroeste de China, han desarrollado un robot con forma de pez que es capaz de aspirar microplásticos.

El objetivo del equipo es que el “animal” pueda ayudar a limpiar los océanos contaminados con millones de trozos diminutos de plástico. De momento, es capaz de hacerlo en aguas poco profundas, pero quieren que llegue a ser posible enviarlo a zonas más profundas para que trabaje y al mismo tiempo envíe información del estado de la polución del medio acuático.

La investigadora Wang Yuyan explicó que el pez es suave al tacto y mide solo 1,3 centímetros. Además, está hecho de poliuretano, por lo que si se lo comen otros animales, estos van a poder digerirlo.

El robot se desplaza gracias a la luz de un láser infrarrojo situado en la cola, que hace que el material se mueva y así avance. Los científicos pueden controlarlo para evitar que choque contra los habitantes marinos.