El peleador californiano Ryan García mejoró con un nocaut efectivo en 6 rounds sobre el ex campeón Javier Fortuna su impecable récord con una demostración de maestría sobre un rival que fue notablemente más pequeño y de menor peso.

A pesar de que la experiencia estaba del lado del ex campeón dominicano, las diferencias físicas y la velocidad de Ryan maniataron a un Fortuna, quien decidió hacer economía de golpes y buscar solo aquel que dejara fuera de combate a su rival. Sin embargo, pasó al revés.

Fortuna estaba al acecho, esperando la oportunidad de conectar su volado al rostro del peleador de 22 años, pero su falta de alcance le impidió poner meter ese puño que cambiara su historia e incluso se llevó una advertencia de su equipo, poco antes de que el referi parara la contienda.

“Yo no estoy aquí para verte coger golpes. ¿puedes trabajar o no? voy a parar la pelea, aunque te encojones”, le dijeron en el descanso después del quinto round, luego de dos visitas a la lona.

Pero no llegó la oportunidad, Ryan se adueño de la batuta y escudado en golpes rectos aislados y a velocidad, siguió con el trabajo.

“Lo que estoy haciendo es lo que Dios quiere que cumpla. Se que me vi bien, se lo bueno que soy. La pelea habla por si sola, vieron como peleé. Fortuna tiene puños duros, pero cuando enfrento pegadores boxeo mejor”, declaró el peleador que aseguró que ahora irá tras Gervonta Davis, el primer campeón de su carrera. “Pelearé con Tank Davis, pero grabaré todas las negociaciones para que vean que no le voy a evitar”, finalizó.

Con esta contienda Ryan dejó su récord en 23-0 con 19 KOs, resaltando la necesidad de aumentar el tipo de competencia; mientras que Fortuna sumó su cuarto descalabro y puso contra las cuerdas su futuro en el deporte, pues cuenta con 33 años y dos derrotas en sus últimas tres salidas.