El ministro de Defensa, Sergei Shoigu, llamó a sus tropas a que prioricen la destrucción de las armas de artillería y misiles de largo alcance suministrados a Ucrania por parte de EU y sus aliados.

El ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, ordenó a los generales que prioricen la destrucción de las armas de artillería y misiles de largo alcance de Ucrania después de que el armamento suministrado por Occidente se usaran para atacar las líneas de suministro rusas

Casi cinco meses desde que el presidente Vladimir Putin ordenó la invasión de Ucrania el 24 de febrero, las fuerzas rusas avanzan a través de la región de Donbás en el este de Ucrania y ahora ocupan alrededor de una quinta parte del país. 

Shoigu, uno de los aliados más cercanos de Putin, inspeccionó el grupo Vostok que lucha en Ucrania, notificó el Ministerio de Defensa. 

El jefe militar “instruyó al comando para que diera prioridad a las armas de artillería y misiles de largo alcance del enemigo”, agregó. 

Shoigu acusó que las armas se estaban utilizando para bombardear áreas residenciales del Donbás controlado por Rusia y para incendiar deliberadamente campos de trigo y silos de almacenamiento de granos. No se pudo verificar los informes de manera independiente. 

El servicio de noticias Zvezda mostró a Shoigu vestido con uniforme de combate, hablando junto al viceministro de Defensa, Yunus-Bek Yevkurov. 

Estados Unidos y sus aliados han suministrado armamento por valor de miles de millones de dólares a Ucrania desde que Rusia invadió el 24 de febrero, incluidas armas de largo alcance que, según Kiev, están comenzando a ayudar en el campo de batalla. 

Ucrania asegura que ha llevado a cabo una serie de ataques exitosos en 30 centros logísticos y de municiones rusos, utilizando varios sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple suministrados recientemente por Occidente. 

Moscú ha enfatizado sus ataques contra las armas suministradas por Occidente en sus sesiones informativas del Ministerio de Defensa y acusa a Ucrania de usar armas de largo alcance para atacar áreas residenciales en las regiones controladas por los separatistas del Donbas. 

El líder separatista Denis Pushilin dijo el jueves que dos personas murieron cuando las fuerzas ucranianas bombardearon una estación de autobuses en la ciudad separatista de Donetsk, en el este de Ucrania.