Rafael Caro Quintero, tío abuelo, y Félix Gallardo, tío directo, enseñaron a ‘La Reina del Pacífico’ las negociaciones con las organizaciones criminales

Sandra Ávila Beltrán, La Reina del Pacífico, abandonaba a las 22:05 horas el módulo para mujeres del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 4, conocido como El Rincón, de Nayarit. Era agosto del 2015. 

La sobrina de Miguel Ángel Félix Gallardo fue condenada en el 2007 a cinco años de prisión y a mil días de multa por la comisión de delitos de procedencia ilícita. En 2012, fue llevada a Estados Unidos para ser juzgada por tráfico de cocaína; un año después se declaró culpable en un tribunal de ese país por asistencia económica a un narco convicto, por lo que se le condenó a 70 meses de prisión, tiempo que cumplió cuando estuvo en México.

De acuerdo con informes de la entonces PGR, Rafael Caro Quintero, tío abuelo, y Félix Gallardo, tío directo, enseñaron a La Reina del Pacifico los movimientos financieros y las negociaciones con las organizaciones criminales dedicadas al contrabando de narcóticos.

Con los recursos aprendidos y las recomendaciones de Félix Gallardo y Caro Quintero, Sandra Ávila Beltrán comenzó su carrera en el mundo del tráfico de drogas con los cárteles de Tijuana y Sinaloa, escisiones del cártel de Guadalajara.

El presente de La Reina del Pacífico es diferente. Ahora comparte videos a través de la plataforma TikTok, suma 13 hasta ahora. 

En poco tiempo se ha convertido en un referente a la que siguen más de 30 usuarios. 

Esta es la única cuenta real, manejada personalmente por mí”.

En TikTok, lo mismo habla sobre sus salidas al banco, que los arreglos que está realizando a su casa o revela algunos secretos sobre el maquillaje que suele usar.