AMLO dijo que incluso consultó a Jesús Seade, negociador en el T-MEC, y la respuesta fue que no hay ninguna violación

*López Obrador reconoció que hay una solicitud de Washington para iniciar consultas sobre su política energética ante el desacuerdo de EUA y Canadá

El presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), aseguró que su política energética no viola el T-MEC, como denunciaron Estados Unidos de América (EUA) y Canadá, quienes pidieron que se inicie un proceso de consulta.

En su conferencia mañanera desde Palacio Nacional, AMLO incluso dijo que consultó a Jesús Seade, negociador en el tratado comercial, y la respuesta fue que no hay ninguna violación.

“Ahora que empezaron con esto, le mandé un texto, una consulta a Jesús Seade, que fue el que nos representó en la negociación y ahí tengo la respuesta, no hay ninguna violación al tratado”, refirió.

López Obrador reconoció que hay una solicitud de Washington para iniciar consultas sobre su cuestionada política energética ante el desacuerdo de EUA y Canadá.

“Ayer se dio a conocer formalmente de que se va a pedir una revisión, una aclaración sobre nuestra política en materia energética porque supuestamente afecta el tratado”, reveló.

Su declaración ocurre tras divulgarse que Katherine Tai, la representante comercial de Estados Unidos, buscaría las consultas sobre medidas de México que “socavan a las compañías estadounidenses y energía producida por Estados Unidos”.

Washington y las empresas privadas han acusado a la política energética del presidente López Obrador de favorecer a las empresas del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Hemos repetidamente expresado serias preocupaciones sobre una serie de cambios en las políticas energéticas de México y su consistencia con los compromisos de México dentro del T-MEC”, expuso Tai.

Pero López Obrador minimizó la solicitud al considerar que es un procedimiento normal dentro del tratado.

Además, acusó a líderes empresariales mexicanos contrarios a su Gobierno de ser los verdaderos promoventes de la inconformidad.

“Hay una inconformidad promovida por algunos empresarios, más que nada del país nuestro, más que de los estadounidenses o canadienses, sobre nuestra política energética”, manifestó.

Sin referirse de forma directa a las críticas, la Secretaría de Economía reconoció en un comunicado que “en caso de no llegar a un acuerdo mutuamente satisfactorio”, Estados Unidos podrá solicitar un panel formal de solución de controversias.

La Secretaría también recordó que esta es la cuarta vez que se utiliza el mecanismo general de solución de diferencia del Capítulo 31 del T-MEC.

Antes, citó, Estados Unidos inició un procedimiento en contra de Canadá por el sector lácteo; Canadá contra Estados Unidos por una medida de salvaguarda sobre células fotovoltaicas; y México y Canadá en contra de EUA por la interpretación de reglas de origen en el sector automotor.

Entre las críticas de Estados Unidos, Tai enunció la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica de marzo de 2021 para priorizar el despacho de las plantas de electricidad de la CFE sobre las de privados.

También cuestionó un reciente decreto de la Secretaría de Energía (Sener) que obliga a las compañías a comprar gas natural de las empresas del Estado.

“El Gobierno de México externa su voluntad para alcanzar una solución mutuamente satisfactoria durante la etapa de consultas”, concluyó la Secretaría de Economía.