Netflix reportó la pérdida de 970.000 suscriptores entre abril y junio, un resultado que refuerza la decisión de la compañía de ampliar el cobro a los usuarios por compartir cuentas, en la búsqueda de nuevas formas de ganar dinero después de años de crecimiento masivo.

La pltaforma de contenido informó que pedirá a los clientes en cinco países de América Latina que paguen US$2,99 adicionales al mes por agregar un “segundo hogar” en sus cuentas.

La medida entrará en vigor a partir de agosto en Argentina, Honduras, Guatemala, El Salvador y República Dominicana.

Cuentas compartidas

Netflix ha dicho que experimentará con diferentes formas de presentar los nuevos cobros antes de lanzarlos a nivel mundial a finales de este año.

Cuando las cosas iban bien, Netflix podía darse el lujo de ignorar el uso compartido de cuentas, pero ahora trata de aprovechar a las personas que comparten contraseñas, incluso a riesgo de alejar a algunos, dijo Guy Bisson, director ejecutivo de Ampere Analysis.

“Creo que probablemente ganarán más de lo que perderían al hacer esto”, señaló. “Pueden implementarlo de forma secuencial y gradual y asegurarse de que tenga el efecto que esperan”.

Además de tratar de obtener más dinero de las audiencias existentes con las medidas enérgicas contra el uso compartido de contraseñas, Netflix ha dicho que experimentará con un servicio de menor costo que incorpore publicidad.

Netflix sigue siendo el servicio de streaming dominante en el mundo, con casi 221 millones de suscriptores.