Llegando y haciendo lodo, las primeras acciones que realizó la nueva rectora de la UAN, Norma Galván, fue basificar a 43 personas más, entre ellos se encuentra su cuñada, amigos, exfuncionarios universitarios y parientes de porros de la FEUAN

Los universitarios lamentan que la nueva rectora este traicionando los esfuerzos del gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero, por limpiar de corruptelas la máxima casa de estudios 

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; jueves 21 de julio del 2022-. Visiblemente nerviosa, justifica la rectora de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), Norma Galván la entrega de plazas a familiares, amigos, ex funcionarios universitarios y parientes de ex porros de la FEUAN.

Mira que, a gusto, mientras el gobierno del estado entregó 25 millones de pesos para sanear las finanzas de la Máxima Casa de Estudios confiados en su buen uso y destino además de exigir un combate frontal a la corrupción que imperó durante años en la institución, entraron por la puerta grande a la nómina universitaria 43 nuevos sindicalizados, entre ellos, la cuñada de la rectora de nombre, Verónica Maldonado Félix hermana de su esposo.

A través de las redes sociales circuló una lista de estos “suertudos” que, a partir de ya, cuentan con certeza laboral y una serie de prestaciones económicas que gozan los basificados, donde sobresale un hermano de ex Secretario de la UAN, Martín Horacio Navarrete Méndez además de la esposa del ex dirigente feuano Ángel Aldrete llamada, Lizeth Abreu Romero. 

Tras estallar la bomba a un mes de su toma de protesta, la rectora salió en defensa de su cuñada y el resto de los flamantes amigos al señalar que “solo es un cambio de status laboral” puesto que se ganaron su base a través de una convocatoria aunado a que tienen tres larguísimos años de picar piedra.

Para empezar, hace más de un mes salió la convocatoria para las nuevas bases emitida por una comisión Mixta conformada por el SPAUAN, organización que no dijo ni pío al momento de firmar un convenio hace unas semanas donde presuntamente se quitan prestaciones a sus afiliados y todo porque sabían que, por debajo del agua, presuntamente les entregarían prebendas como estas “plazas”.

“Es un concurso de definitividad –se le llama- a profesores que tienen más de 3 años contratados, y esos profesores ya estaban trabajando en la universidad desde hace más de 3 años”, explicó Norma Galván.

En su defensa, resaltó que los señalados cumplieron con dicha convocatoria y ciertos requisitos para poderla lograr porque de los 117 docentes que aplicaron, únicamente cumplieron los requisitos 43 personas que son los que salieron publicados en el dictamen.

Ante la incongruencia de continuar con las basificaciones pese a que la Secretaría de Educación Pública (SEP) puso como condición para ayudar económicamente a la UAN el que ya no se inflara la nómina, indicó que la exigencia fue ya no contratar más personas, no se dijo nada de basificar.

lista

“No, se establecía no contratos y desde el 9 de junio no hemos contratado a nadie en la Universidad”, remarcó.

Pero su justificación no convenció a nadie e incluso a través de las redes sociales salieron varios universitarios a señalar que tienen más de 12 años buscando una base sin lograrlo, pero carecen de “palancas” como los afortunados “cerebritos” que sí la consiguieron por sus propios méritos, nada tiene que ver que sean cuates o familiares de la rectora.

“No tiene nada que ver, ellos están ahí desde hace más de 3 años, simplemente se emitió una convocatoria y ellos cumplieron los requisitos que ahí venían”.

La comunidad universitaria espera que el Gobierno del Estado ponga un alto a este tipo de influyentismo que empañan la lucha del Ejecutivo Estatal de abatir la deuda de más de 200 millones de pesos que tenía la UAN por acciones como estas que empañan la de por sí, deteriorada imagen de la Máxima Casa de Estudios.

A continuación, la lista de los 43 gasificados, que son familiares amigos y amigos de los amigos de la rectora: