Los enfermos de cáncer de pulmón avanzado tienen una esperanza con CIMAvax-EGF®, vacuna terapéutica creada en Cuba, fruto de más de dos décadas de investigaciones y que ha beneficiado a más de 10 mil pacientes en la isla con ese padecimiento en atención de salud secundaria y terciaria, y que ahora está conquistando a la comunidad científica estadunidense, según la prensa cubana.

Ayer, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, destacó los avances alcanzados por el biológico, diseñado por el Centro de Inmunología Molecular (CIM). En su cuenta de Twitter el mandatario compartió el artículo de Granma en el que se describe cómo la alianza entre el CIM y el Centro de Investigación del Cáncer Roswell Park, en Estados Unidos, propició el desarrollo del medicamento, pese al bloqueo que por más de 60 años Estados Unidos mantiene contra la isla.

Para contextualizar, el CIM y el Centro de Investigación del Cáncer Roswell Park, en Buffalo, Estados Unidos, se aliaron hace algunos años para facilitar el acceso a equipamiento y a los reactivos, a fin de propiciar el desarrollo del medicamento, relación que no ha estado exenta de dificultades, a causa de la política de bloqueo económico contra Cuba.

El CIM es una empresa biotecnológica cubana de investigación-desarrollo, producción y comercialización de productos para el cáncer y otras enfermedades del sistema inmunitario. El Centro de Investigación del Cáncer Roswell Park, ubicado en Buffalo, Nueva York, es el primero en Estados Unidos en enfocarse específicamente en las investigaciones oncológicas.

Elia NeningerVinageras, con 44 años de experiencia en oncología, asegura en un artículo de Granma que el medicamento tiene dos grandes ventajas: pocas reacciones adversas y una solución a un grave problema de salud en Cuba como es el cáncer de pulmón.

Kalet León Monzón, director adjunto del CIM, explicó que los beneficiados se pueden recuperar de un cáncer de pulmón avanzado y podrían tener una perspectiva de sobrevida en condiciones normales a muy corto plazo.

Combinación de tratamientos

De acuerdo con declaraciones de la directora de Investigación Colaborativa y profesora asociada de oncología del centro Roswell Park, Mary Reid, éste es el único lugar en Estados Unidos que utiliza esa vacuna con fines investigativos. Se efectúa, detalló, un primer ensayo en cáncer de pulmón avanzado, combinado con las terapias estándares aprobadas para el tratamiento de esa dolencia en la nación norteamericana. El segundo tiene un enfoque preventivo, refirió, pues se usa en personas con alto riesgo de padecer la enfermedad y en otro grupo de pacientes curados para evitar una recaída.

En Cuba, el producto transita por un ensayo en su fase cuatro, reveló la directora de investigaciones clínicas del CIM, Tania Crombet, publicó Prensa Latina. La experta reveló que en territorio antillano se emplea ya en la atención primaria de salud y, según detalló, los datos recabados hasta la fecha confirman la efectividad mostrada en las investigaciones anteriores. Doctora en ciencias, resaltó que una de las ventajas más importantes es su uso en la atención primaria de salud.

“Ello es una oportunidad porque no es imprescindible que el paciente tenga que acudir a la atención secundaria, es decir, a un hospital para recibir la vacuna. Hemos demostrado que es suficientemente segura y que el uso en la atención primaria garantiza una mejor adherencia al tratamiento”, agregó la investigadora.

En el estudio realizado por el Roswell Park, añadió, se usa el fármaco cubano combinado con un droga inmunomoduladora, un monoclonal llamado Nivolumab, que demostró ser segura y también incrementó la inmunogenicidad, gracias a lo cual un conjunto de pacientes está obteniendo una supervivencia muy larga.

Mary Reid destacó a la prensa que “la colaboración entre el centro Roswell Park y el CIM comenzó basada en la ciencia, sin intereses de negocios o políticos. Simplemente, creímos desde el inicio que CIMAvax-EGF® podía tener un impacto en la prevención del cáncer de pulmón, uno de los problemas más graves de salud que afecta a Estados Unidos, y también a Cuba”.

Miguel Creus, un paciente que empezó a recibir CIMAvax hace 15 años, cuando la enfermedad se encontraba en la fase cuatro y la vacuna en ensayos clínicos, asegura que el fármaco le “ha prolongado la vida con un estado de salud satisfactorio”, puesto que en la actualidad no tiene rastros ni de tumores ni de síntomas de la enfermedad.

A pesar de los efectos del bloqueo económico de la Casa Blanca, la colaboración entre ambas instituciones no se detiene, y la vacuna se sobrepone a los desafíos. En la actualidad hay ensayos clínicos, como los que menciona la investigadora Tania Crombet, que combinan esta vacuna cubana con otros tratamientos exitosos contra el cáncer, y se estudian sus efectos en pacientes de alto riesgo o en estadio inicial de la enfermedad.