Michelle es originaria de Chiapas, su IQ es de 158 puntos y a sus 4 años ya sabía hablar, leer y escribir en español e inglés

Una niña genio se ha convertido en un orgullo para Chiapas. Su IQ está tan solo dos puntos por debajo del de Albert Einstin y a sus 9 años de edad comenzará a estudiar la carrera de Medicina el próximo agosto.

Su nombre es Michelle Arellano Guillén, y según sus padres, desde pequeña recibió estímulos intelectuales que terminaron por hacerla destacar de entre los niños de su edad.

Antes de los 9 años, algunos psicólogos la describían como “un adulto chiquito” y le aseguraban a la familia que el comportamiento de Michelle era sorprendente, pues actuaba con gran rectitud, madurez y propiedad.

La menor aprendió a hablar en inglés al año y medio de vida, pero también recibió mucha estimulación temprana por parte de su padre, que también ejerce la Medicina en la misma entidad.

Pese a que fue rechazada en cinco primarias diferentes porque “los maestros no podían con su inteligencia”, cuando sus padres hallaron una escuela en la Michelle pudo adaptarse, notaron que la niña rápidamente se aburría en clase.

Los maestros dijeron a sus padres que a Michelle solo le bastaba tomarse un par de horas para aprender a la perfección los temas que se veían en el aula, por lo que los Arellano Guillén decidieron ponerse en contacto con la SEP.

Una vez que la Secretaría de Educación Pública estuvo al tanto de la situación, Michelle pasó de cuarto año a sexto grado de primaria. Después se informó a sus padres que las autoridades podían hacer una acreditación para evaluarla y entonces, adelantarla a secundaria.

De adelantarse a 6° grado de primaria a estudiar una licenciatura en Medicina

En marzo de 2022, una vez que Michelle aprobó los requisitos necesarios para adelantarse a la secundaria, la joven acreditó su educación básica y realizó el examen único para la preparatoria o Ceneval.

Para la familia, el paso a seguir ahora es el acompañar a Michelle durante el inicio de su carrera profesional, la cual será en Medicina. Posteriormente buscará convertirse en cirujana cardiovascular, ya que esta es la especialidad de su mamá.

La licenciatura la iniciará en línea el 29 de agosto, un día antes de su cumpleaños número 10. Después, los Arellano Guillén verán la posibilidad de viajar a Estados Unidos, porque la menor acreditó allí un examen de admisión para una universidad en Massachusetts.

Entre otros planes a futuro, Michelle espera continuar estudiando y tener una segunda carrera en Biología Marina, ya que su amor por los animales la mantienen con la esperanza de poder estudiarlos a profundidad.