En julio de 2022, la presa descendió al 0.5% de su capacidad, la cual es de 393 millones de metros cúbicos

Una persistente sequía en México ha provocado estragos en diferentes estados del país y uno de los más afectados es Nuevo León, donde sus presas se encuentran en niveles mínimos, lo cual ha quedado registrado por la NASA a través de unas fotografías de la presa de Cerro Prieto que han llamado la atención.

El nivel de agua de la presa Cierro Prieto ha disminuido drásticamente en los últimos dos años. La sequía ha llevado al embalse a su punto más bajo, descendiendo a un 0.5% de su capacidad -que es de 392 millones de metros cúbicos- en julio de 2022,

Para dimensionar las afectaciones que la sequía ha provocado en el norte de México y, en específico de la presa de Cierro Prieto, la NASA publicó un par de imágenes con 7 años de diferencia. Las fotos fueron tomadas por el Operational Land Imager (OLI) del Landsat 8 y, en la de 2015, se aprecia claramente el embalse con agua, mientras que en la de julio de 2022 se ve prácticamente seco.

Monterrey, la segunda zona metropolitana más grande de México, depende de la presa de Cerro Prieto para su suministro de agua, por lo que su agotamiento ha dificultado actividades industriales, de agricultura y turismo.

En la segunda semana de julio de 2022, cuando Nuevo León alcanzó temperaturas de hasta 40 grados centígrados, del embalse de Cerro Prieto ya no se pudo extraer agua, hecho que motivó a que la CONAGUA tomara medidas de emergencia como la reorientación del agua para garantizar el suministro residencial.

De acuerdo a la NASA, a finales de junio de 2022, dos tercios de México se encontraba en una situación de sequía, la cual estaba afectando a 21 millones de personas, siendo los estados del norte, a lo largo de la frontera con Estados Unidos, los más afectados.