Los ataques en el puerto de Odesa sólo están dirigidos a la infraestructura militar y no tienen nada que ver con la aplicación del acuerdo de exportación de cereales, aseguró el Kremlin.

Las exportaciones de cereales ucranianos desde el puerto de Odesa pueden realizarse conforme el acuerdo firmado bajo el auspicio de la ONU, pese a los bombardeos de Rusia a infraestructuras portuarias, aseguró este lunes el Kremlin.  

Los bombardeos “sólo están dirigidos a la infraestructura militar, no tienen nada que ver con la infraestructura utilizada para la aplicación del acuerdo de exportación de cereales, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.  

Es por eso que no puede ni debe obstaculizar el inicio del proceso de carga”, agregó el portavoz del Kremlin. 

Rusia atacó el sábado con misiles el puerto de Odesa, vital para la exportación de granos ucranianos, y dijo haber destruido armas occidentales entregadas a su enemigo. 

Estos ataques se produjeron inmediatamente después de la firma de un acuerdo de Rusia y Ucrania con Turquía y la ONU para permitir las exportaciones de cereales desde Ucrania con el fin de reducir el riesgo de la crisis alimentaria mundial que se perfila debido a la ofensiva rusa. 

Responsables ucranianos afirmaron que había grano almacenado en el puerto en el momento del ataque el sábado, aunque los depósitos no parecen haber sido afectados.  

Hasta 20 millones de toneladas de trigo y otros granos están bloqueados en los puertos ucranianos, sobre todo en Odesa, por buques rusos de guerra y las minas que puso Kiev para evitar un ataque anfibio. 

El convenio sellado en Estambul es el primer gran acuerdo entre las partes en conflicto desde la invasión rusa el 24 de febrero.