Michell Arellano Guillén tiene apenas nueve años y tiene un IQ de 158. Originaria de Tuxtla Gutiérrez, ha cursado su nivel básico en una escuela privada y ha logrado certificar su educación secundaria y preparatoria en un solo examen respectivamente.

“Quiero ser biólogo marino y actriz”, dice Michelle mientras emocionada cuenta que espera ser aceptada en una universidad.

Su madre, Karina Guillén, médico de profesión, narra que desde muy pequeña, Michell demostró habilidades connotadas y que meses después con el diagnóstico del Síndrome de Asperger, mantuvieron un trabajo integral educativo que logró dar resultados.

“Ella aprendió hablar inglés al año y medio, a leer y escribir a los 4 años, Ella habla cuatro idiomas, habla inglés, alemán, francés e italiano, el inglés lo habla en nivel avanzado, alemán, francés e italiano en nivel básico, ha sido campeona estatal de natación, en Taekwondo es cinta negra y tiene 8 trofeos y en total tiene 890 medallas porque es una gran deportista también”, dice su madre Karina.

El nivel IQ de Michell, es sólo dos grados abajo del físico Albert Einstein (160),quien fuera el creador de la teoría de la relatividad. Esto hace que la niña de 9 años tenga potencial de desarrollar inmensamente sus conocimientos en el campo de medicina o biología marina, que sería lo que pretende estudiar.

“He entrado a cirugías con mi mamá y he experimentado y me ha gustado mucho y quiero ser como mi mamá”, expresa Michell.

Por el momento, Michell está en espera de que alguna universidad la acepte para estudiar medicina y poder continuar su formación. En tanto podría llevar algunos cursos en línea mientras se logra concretar algo en escuelas privadas o públicas.