Durante un despliegue encabezado por personal del Ejército Mexicano, fuerzas federales y estatales desmantelaron un campamento de concentración y adiestramiento delictivo, en Ciudad Hidalgo, Michoacán.

En el operativo, personal militar, de Guardia Nacional, Guardia Civil y de las fiscalías estatal y federal, detuvieron a 37 integrantes de la célula criminal de Los Correa.

El despliegue se llevó a cabo en la comunidad de El Caracol, de ese municipio ubicado en la región oriente de la entidad, donde opera esa organización delictiva.

En el lugar, las autoridades también aseguraron 35 rifles de asalto, miles de cartuchos útiles de diferentes calibres, así como un aditamento para lanzagranadas.

Las fuentes de seguridad consultadas refirieron que de acuerdo a los datos recabados en la zona, ese lugar era un campo de concentración de la delincuencia organizada.

Refirieron que el terreno era también un centro de adiestramiento para las personas reclutadas por esa organización criminal.

Los Correa son identificados por las áreas de seguridad como un grupo delictivo que desde hace cerca de cuatro años se alió con La Familia Michoacana.

Esa alianza, refieren, se fraguó para enfrentar juntos la guerra que sostienen con el Cártel Jalisco Nueva Generación en la franja de Michoacán con el Estado de México.