El brasileño será juzgado en la Audiencia Provincial de Barcelona en octubre, junto a los expresidentes del club Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu

El astro brasileño Neymar será juzgado en la Audiencia Provincial de Barcelona en octubre, junto a los expresidentes del Barcelona, Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, por irregularidades en el fichaje del jugador por el Barça en 2013.

El juicio tendrá lugar del 17 al 31 de octubre, informaron fuentes judiciales, sobre un caso en el que también se sentarán en el banquillo de los acusados los padres de Neymar.

Todos ellos serán juzgados por un supuesto delito de corrupción entre particulares, mientras que los dos expresidentes azulgranas también tendrían que responder por un delito de estafa.

Por este cargo de estafa también está previsto que comparezcan el exclub de Neymar en Brasil, el Santos, y su expresidente Odilio Rodrigues Filho, según el auto judicial que declaraba la apertura del juicio oral.

El caso emana de una denuncia del grupo brasileño DIS, antiguo poseedor de una parte de los derechos del jugador y acusación particular en este caso, que se consideró perjudicado en el traspaso del actual delantero del PSG al Barcelona.

En un primer momento, el Barcelona cifró oficialmente el traspaso de Neymar en 57.1 millones de euros (40 millones para la familia de Neymar y 17,1 para el Santos brasileño), pero la justicia española calcula que fue de al menos 83,3 millones de euros.

DIS, que percibió 6.8 millones de euros de los 17.1 ingresados al Santos, estimó que el Barça y Neymar se aliaron para ocultar el monto real del traspaso.

La fiscalía ha solicitado una pena de dos años de cárcel para Neymar, quien en su declaración ante el juez alegó que él sólo jugaba al futbol y confiaba ciegamente en su padre, que es su agente.