Descarta lanzar otro rover para recuperar las rocas que luego se traerán de vuelta a la Tierra

Las aeronaves, más pesadas que la actual Ingenuity, estarán equipadas con ruedas y un pequeño brazo

El helicóptero Ingenuity, la primera aeronave que ha volado a motor y de forma controlada en otro mundo, ha tenido tanto éxito en los cielos de Marte que la NASA planea enviar otros dos. Lejos de ser una prueba de tecnología como el Ingenuity, estos nuevos aparatos recogerán y transportarán muestras del suelo marciano. Formarán parte de la misión Mars Sample Return en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA) para traer rocas marcianas a la Tierra, de forma que puedan ser examinadas de forma exhaustiva por los investigadores en sus laboratorios.

Los dos nuevos helicópteros están basados en el diseño del extraordinario Ingenuity, que ha superado todas las expectativas al realizar 29 vuelos y sobrevivir más de un año en Marte. Sin embargo, estas aeronaves serán un poco más pesadas, equipadas con ruedas para poder moverse también por el suelo y tendrán un pequeño brazo que les permitirá recuperar las muestras, que pueden pesar hasta 150 gramos.

En este caso, las muestras serían lanzadas por Perseverance a la superficie, recuperadas por los helicópteros y depositadas en el módulo de aterrizaje en pocos días. Allí también serían recogidas por el brazo robótico, que puede extenderse hasta dos metros, para colocarlas en el minicohete.

Perseverance cuenta con un total de 43 tubos para almacenar muestras. Pronto depositará una docena en suelo marciano para constituir una reserva de emergencia. Los otros 30 serán los destinados a ser recuperados.