El presidente López Obrador aseguró que no habrá recortes de personal y tampoco se tocarán los salarios por esta reducción al gasto.

López Obrador pidió hacer un esfuerzo a los funcionarios para reducir el gasto

El gasto de operación del gobierno federal se puede recortar aún más, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, y exigió un esfuerzo extra a quienes forman parte de su administración.

Este miércoles el presidente López Obrador se reunió con su gabinete para plantear que en todas las dependencias deben aplicar más recortes de operación, y puso de ejemplo que la oficina de la Presidencia pasó de 3 mil 600 millones ejercidos en 2018 a 600 millones en 2021.

“Sí hay siempre márgenes. Tenemos que cuidar todos los gastos de operación.

“Y el ejemplo lo da Presidencia, porque recuerdo que el último año del presidente Peña, 2018, Presidencia ejerció 3 mil 600 millones de pesos y nosotros ejercimos el año pasado como 600 millones y no ha pasado nada, no se ha debilitado el gobierno, hemos seguido trabajando sin problema. En todos lados hay forma de hacer esfuerzos, para hacer ajustes”, expuso el presidente.

Insistió en que la Secretaría de Hacienda planteará al gabinete fuentes de financiamiento para evitar que la administración pública no quede paralizada.

López Obrador garantizó que las obras públicas continuarán su avance, y los programas sociales, se seguirán entregando.

“Adelanto de que no vamos a tener dificultad, no vamos a detener ninguna obra. Tenemos para terminar este año, No hay subejercicio, esto significa que el avance físico corresponde al avance financiero”, destacó.

Dijo que los salarios y prestaciones de los trabajadores no serán afectados por los recortes a la administración pública.

“Y lo que es sagrado es la nómina. Todos los que trabajan en el servicio del pueblo, maestros, médicos, enfermeras, todos, marinos, soldados policías, todos, tienen garantizados sus sueldos, aguinaldos, No hay recortes”, reiteró López Obrador.

Insistió en que México es un buen país para la inversión extranjera y que el peso está fortalecido frente al dólar y otras monedas extranjeras.