Estiman que los restos del cohete chino Long March 5b podrían caer en Estados Unidos, India, Australia, África, Brasil o el sudeste asiático.

Según el Comando Espacial de Estados Unidos, los escombros del cohete chino Long March 5b caerán próximamente a la Tierra. Se prevé que sea este sábado 30 de julio. El cohete está haciendo un descenso descontrolado hacia la atmósfera del planeta, por lo cual se desconoce dónde podrían aterrizar los residuos.

Pese a que China sigue de cerca la caída de este objeto de 25 toneladas, lanzado el 24 de julio para transportar el módulo de cabina del laboratorio Wentian a la estación espacial Tiangong, no hay certeza del lugar donde caerá.

Los expertos creen que los escombros caerán en algún sitio de Estados Unidos, India, Australia, África, Brasil y el sudeste asiático, según The Aerospace Corporation, un centro de investigación sin ánimo de lucro financiado por el gobierno estadounidense y con sede en California.

Debido a su enorme tamaño, los cohetes Long March 5B pueden significar un riesgo durante la reentrada incontrolada a la Tierra, lo que significa que partes significativas de su masa no se queman de forma segura en la atmósfera.

¿Hay algún riesgo de que estos escombros puedan dañar a alguien?

Según The Aerospace Corporation, el 88% de la población mundial se encuentra bajo la órbita de los escombros del cohete, por lo tanto, algunos restos podrían caer en una zona poblada.

El umbral de riesgo de víctimas aceptado internacionalmente para la reentrada incontrolada de cohetes es de 1 entre 10.000, según un informe de 2019 publicado por las Prácticas Estándar de Mitigación de Desechos Orbitales del Gobierno de Estados Unidos.

El problema de los desechos espaciales

Esta es la tercera vez que se responsabiliza a China de no manejar adecuadamente los desechos espaciales.

El primer incidente ocurrió en mayo de 2020, lo que provocó una lluvia de objetos metálicos en aldeas de Costa de Marfil, aunque no se registraron heridos. En el segundo caso, en mayo de 2021, los restos del cohete aterrizaron inofensivamente en el océano Índico.

Para 2030, China aspira a convertirse en una potencia espacial importante y competir contra países como EE. UU., Rusia y la Agencia Espacial Europea. La estación espacial Tiangong 3 se encuentra en órbita baja terrestre a unos 425 kilómetros sobre la superficie y aspira a convertirse en la más importante en su tipo.

Aquí puedes seguir en vivo la trayectoria del cohete chino Long March 5b.