Las victimas frecuentes son personas de la comunidad LGTB, quienes por experimentar o economizar han sido victima de estos procedimientos que ponen en riesgo su vida 

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; sábado 30 de julio del 2022.- Malos procedimientos estéticos o aplicarse inyecciones de aceite comestible son un riesgo para la comunidad LGBT, quienes por experimentar o utilizar sustancias baratas y sintéticas, su calidad de vida es hasta los 35 años, informó el director de Inclusión y  Personas con Discapacidad,  Omar Cordero.

Es una práctica muy recurrente y en el pasado hasta muertes de la comunidad lésbico-gay han fallecido.

Detalló que en afán de mejorar la “silueta”, una chica trans de Nayarit fue víctima de una mala praxis al inyectarse aceite de cocina en su cuerpo y hoy en un hospital de la Ciudad de México se debate entre la vida y la muerte por el daño que le provocó esta práctica ilegal.

“Ella sigue hospitalizada en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) porque debido a la mala colocación de esta inyección de aceite, se le hizo un coagulo en el pulmón y tiene paralizado todo el lado izquierdo de su cuerpo por esa situación”, reveló.

Lamentablemente, muchos integrantes de la comunidad LGBT e incluso de otros sectores de la población utilizan estos “métodos” para tener un mejor cuerpo que a la larga, se refleja en severos padecimientos.

“Esta situación es muy recurrente en Nayarit debido a que no tenemos un endocrinólogo o especializados en esquemas hormonales”.

Al carecer de médicos con esta especialidad en los hospitales públicos, la población trans género recurre a las amigas, al internet y por estos malos consejos de inyectarse aceite comestible o biopolímero les causa daños o incluso en un momento, cuando no es bien aplicada hasta la muerte.

Omar Cordero, indicó que hace tiempo en la colonia 2 de agosto hubo dos mujeres trans que vivieron este problema, incluso Carol, una de las afectadas estuvo en coma durante mucho tiempo.

“Afortunadamente Carol logró salir del coma y todo por una inyección mal aplicada de estos métodos de belleza”.

Hizo un llamado a la comunidad LGBT a acudir a la dependencia que encabeza para canalizarla con endocrinólogos para que reciban un esquema hormonal.

Asimismo, se han acercado a los colectivos LGBT para conocer una estadística real de quienes requieren atención especializada y sobre ello gestionar ante la Secretaria de Salud, IMSS,  ISSSTE, la propuesta de tener endocrinólogos que den atención hormonal a este sector de la población y evitar con ello que se auto-mediquen y recurran a estos procedimientos que los pueden llevar a la muerte.