La empresa china de baterías CATL congeló la apertura de su planta en Estados Unidos, que estaba destinada a suministrar baterías para Tesla y Ford, se amplía la oportunidad para México

Ante el desafío de Nancy Pelosi,  presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a China, al visitar Taiwan, los proveedores chinos de Apple desde Shanghai hasta Shenzen suspendieron sus envíos, y la empresa china de baterías CATL congeló la apertura de su planta en que estaba destinada a suministrar baterías para Tesla y Ford.

El actor más importante en la industria de las baterías, retrasó así la decisión sobre instalar una nueva planta de baterías para vehículos eléctricos en América del Norte debido a las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China.

CATL, el principal productor de baterías para vehículos eléctricos, anunció que retrasará la decisión sobre una planta en América del Norte hasta al menos septiembre u octubre. CATL revisa sitios en Estados Unidos y México para su nueva planta. Se sabe que se están sopesando dos posibles candidatos: Ciudad Juárez en Chihuahua, y Saltillo, Coahuila, en la frontera de Texas con Estados Unidos.

La planta proporcionaría tanto a Tesla como a Ford baterías EV para sus plantas de América del Norte.

La decisión de posponer se debe a las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China por la visita a Taiwán Nancy Pelosi.

La visita de Pelosi a Taiwán es la primera visita de un alto funcionario estadunidense en más de una década.

Pelosi se reunirá con miembros del Yuan Legislativo y se reunirá con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen, durante su estadía en el país.

Su gira asiática incluye paradas en Singapur, Malasia, Corea del Sur y Japón, pero Taiwán fue una adición sorpresa.

Justo antes de que Pelosi aterrizara en Taiwán, un artículo de opinión mordaz, escrito por ella sobre China y Taiwán, llegó a los medios a través del Washington Post: “CATL se encuentra en un lugar extraño, ya que busca expandir su imperio global de baterías EV para incluir a los Estados Unidos”.

CATL no proporcionó ningún comentario adicional sobre la demora, ni confirmó si tomaron la decisión o si fue solicitado por otra autoridad en China.

Según las fuentes, CATL ha estado buscando sitios en México y Estados Unidos, y la selección del sitio y las negociaciones de incentivos se encuentran en las etapas finales, y se espera que el sitio final se anuncie dentro de unas semanas.

El mes pasado, Bloomberg informó que CATL está considerando construir una planta de baterías para vehículos eléctricos en México y planea invertir 5 mil millones de dólares.

Inicialmente, la compañía planeaba construir una planta de baterías en Estados Unidos, pero considerando la relación con China, ha estado considerando una inversión dividida en EU y México.