Según fuentes de su círculo más cercano, los padres de Daisy estarían en la búsqueda de un nuevo integrante en la familia

Planean buscar un nuevo bebé para que acompañe a Daisy, quien cumplirá dos años de vida en agosto.

Después de tres años de compromiso y una pequeña hija juntos, Katy Perry y Orlando Bloom ha pensado que sería bueno continuar expandiendo su familia.

Parece que a la pareja de celebridades les ha gustado tanto su rol paternal que tienen intenciones de pedirle a la cigüeña un hermanito para su Daisy Dove.

Según lo han indicado fuentes de su entorno, el actor y la cantante se habrían animado a dar un nuevo paso en la pareja. Y no, no se trata de concretar su matrimonio, el cual viene postergándose hace tres años. Sino que planean buscar un nuevo bebé para que acompañe a Daisy, quien cumplirá dos años de vida en agosto.

La dinámica paternal del futuro matrimonio funciona a la perfección y eso les habría dado una motivación extra a la hora de plantearse expandir la familia.

“Katy y Orlando están más enamorados que nunca y les encantaría ampliar su familia“, señaló un informante al medio Entertainment Tonight.

“También han descubierto cómo equilibrar sus apretadas agendas, pero también hacen tiempo el uno para el otro”, añadió la misma fuente. “Lo están haciendo muy bien con Daisy y su relación es más fuerte que nunca. Se les da muy bien ser papás“.

Claro que cada uno tiene sus propios proyectos, pero la dinámica de ambos es lo que los impulsa a tomar esta importante decisión. Mientras que Orlando se encuentra en Australia filmando “Wizards!”, la estrella de Firework se está haciendo cargo de la hija de ambos en Estados Unidos.

Además, la artista inició recientemente su esperada residencia en Las Vegas. Y aseguró que, tarde o temprano, su hija le acompañará en sus futuros desplazamientos por el mundo.

Así fue que la propia estrella del pop dejó en claro que ambas facetas de su vida, tanto la maternidad como su trabajo, se encuentran en perfecta armonía.