López Obrador cerró su conferencia mañanera diciendo que no se debe perder la esperanza de rescatar con vida a los 10 mineros

*López Obrador les reiteró a los familiares de los trabajadores atrapados que no están solos

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) deseó con toda su alma que se rescaten a los 10 mineros atrapados en un pozo de carbón en el municipio de Sabinas, Coahuila.

Lo que quiero, deseo con toda mi alma es que rescatemos a los mineros”, expresó AMLO en su conferencia mañanera desde Palacio Nacional.

López Obrador cerró su mañanera diciendo que no se debe perder la esperanza de rescatar con vida a los 10 mineros, y les reiteró a los familiares que no están solos.

Mencionó que después se realizarán las investigaciones y se darán a conocer a los responsables de este accidente, pero lo más importante en este moento es buscar y salvar a los mineros.

El Presidente de México recordó que en el lugar se activó el Plan DN-III, desde los primeros momentos en que se enteraron del derrumbe, y se está trabajando de manera coordinada con autoridades locales.

En el operativo de rescate participan 230 elementos, 92 especialistas, 4 binomios caninos, 6 buzos de fuerzas especiales y 2 ambulancias urbanas.

El derrumbe provocó la inundación de tres pozos de la mina, que tienen una profundidad de 60 metros y la inundación alcanza los 34 metros.

En el sitio se realizan trabajos de desagüe y bombeo del agua de los tres pozos colapsados, mientras los efectivos aún están localizando el lugar y la forma de ingresar para hacer el rescate.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) proporcionó dos bombas de extracción de agua y las empresas mineras, cuyos nombres no se precisaron, proporcionaron tres más.

El accidente recuerda lo sucedido en febrero de 2006 en la mina de Pasta de Conchos, también en Coahuila, donde 65 trabajadores murieron en un accidente y solo dos cuerpos fueron recuperados.

Desde entonces, se han registrado más de 100 muertes de mineros en la zona, según denuncia Familia Pasta de Conchos, que agrupa a parientes de las víctimas de la tragedia.

El más reciente accidente en una mina ocurrió en junio de 2021, en el municipio de Múzquiz, Coahuila, cuando una inundación provocó la ruptura del techo y paredes de la mina, que generó el hundimiento del lugar, en cuyo interior quedaron atrapados siete mineros, todos ellos murieron.