Por Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit; viernes 5 de agosto del 2022.- Las imágenes aéreas obtenidas a través de la aplicación Google Maps, revelan, que la destrucción ocasionada por la sobreexplotación de materiales para construcción contra la biósfera del Cerro de San Juan, durante los últimos 28 años (1993 al 2021), son verdaderamente IMPRESIONANTES, calculándose que el “ASESINATO ECOLÓGICO” podría alcanzar un tamaño de 50 colonias de Tepic o las tres cuartas partes de la superficie de la cabecera municipal de Xalisco.

A continuación, les damos a conocer una de las imágenes más impresionantes para que se den una idea de la magnitud del desastre ecológico que causaron los gondoleros, areneros y jaleros contra el Cerro de San Juan, contando con la complicidad de los exgobernadores: Rigoberto Ochoa Zaragoza (PRI); Antonio Echevarría Domínguez (PAN); Ney Manuel González Sánchez (PRI); Roberto Sandoval Castañeda (PRI) y Antonio Echevarría García (PAN):

Esta es tan sólo una parte de la destrucción ecológica contra el Cerro de San Juan; en la parte izquierda de la imagen aparece la mina “El Molino” y en la parte derecha aparece la Cabecera Municipal de Xalisco.

LA DESTRUCCIÓN EMPEZÓ HACE 40 AÑOS CON EL PARQUE FUNERARIO “JARDÍNES DE SAN JUAN” PROPIEDAD DE LOS ECHEVARRÍA

De acuerdo a las imágenes aéreas obtenidas a través de la aplicación “Google Maps”, se puede apreciar que la destrucción ecológica contra el Cerro de San Juan, empezó hace 40 años con la construcción del Parque Funerario “Jardines de San Juan”, propiedad de la familia Echevarría.

En estas imágenes, se puede apreciar que la familia Echevarría o el Grupo “Álica”, presuntamente utilizó hace 40 años un banco de materiales adjunto al Parque Funerario “Jardines de San Juan”, para realizar, presuntamente, sus obras de construcción, por lo que el gobierno de Miguel Ángel Navarro, deberá obligar al Grupo “Álica” a pagar un impuesto especial por “daños ecológicos” contra el Cerro de San Juan.

Las líneas punteadas que aparecen al costado derecho del panteón de los Echevarría, representan la zona de destrucción ecológica.

SE CALCULA QUE EL DAÑO ALCANZA 50 COLONIAS DE TEPIC

En las imágenes se puede observar que el daño ocasionado contra la zona de la biósfera del Cerro de San Juan, podría alcanzar una extensión de 50 colonias de Tepic o las tres cuartas partes de la cabecera municipal de Xalisco.

Y aunque el Gobernador, Miguel Ángel Navarro Quintero, frenó de tajo la sobreexplotación de materiales para construcción en el Cerro de San Juan, todavía hacen falta medidas complementarias para rehabilitar todas las zonas siniestradas.

IMPUESTO ESPECIAL PARA REPARAR EL DAÑO AL SAN JUAN

Especialistas en ecología, como el caso de Raúl Antonio Rea Becerra, no sólo han explicado con todo lujo de detalles el daño que le causaron las 13 empresas extractoras de materiales para construcción al Cerro de San Juan, sino que demanda en su libro: “La Industria Extractiva del Estado de Nayarit: Perfil Socio-Económico”, que las cientos de hectáreas dañadas, ya no sirven para la siembra de cultivos, ni para la construcción de vivienda, por los socavones que existen en la zona entre Tepic y Xalisco.

Propone, el especialista en ecología, que el Gobierno del Estado en turno, debe imponer la obligación a los responsables, la rehabilitación de la zona con vegetación especial para este tipo de siniestros.

Por lo tanto, se concluye que el Gobierno de Miguel Ángel Navarro Quintero, y los diputados de la XXXIII Legislatura deben imponer el cobro de un impuesto especial para las obras de rehabilitación del Cerro de San Juan, que deberán pagar las empresas responsables, los exgobernadores, exalcaldes de Tepic y Xalisco, así como todos los políticos que construyeron casas, residencias y fraccionamientos en las faldas del Cerro de San Juan, pues afectan la filtración del agua de lluvias a los mantos freáticos de Tepic y Xalisco.