La Suprema Corte de Justicia de la Nación, terminó con la salvajada del exgobernador del estado, Antonio Echevarría García, de nombrar a las peleas de gallos y corridas de toros como patrimonio cultural inmaterial en el estado, asestando así, un severo golpe a los negocios que tenía toñito en este rubro 

Lo más escandaloso, es que los Ministros “descubrieron” que Toño, sus socios y prestanombres bajo el membrete de “Patrimonio Cultural” pretendían sacarle millonarios subsidios al gobierno del estado 

Por Servio Tulio Berumen 

Tepic, Nayarit; sábado 6 de agosto del 2022.- Los Ministros de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), “CANCELARON” por cuatro votos a favor y uno en contra, el decreto que declaraba como “patrimonio cultural inmaterial” a las corridas de toros y las peleas de gallos en Nayarit, tras descubrir que en el trasfondo de este decreto, el exgobernador panista, Toño Echevarría García, socios y prestanombres, pretendían cobrar millonarios subsidios en el gobierno de Miguel Ángel Navarro Quintero, por promover estos espectáculos de sangre, violencia y vicio por las apuestas. 

Hay que recordar que hace tres años, en el 2019, los diputados de la XXXII Legislatura que encabezaba, Polo Domínguez, le aprobaron a su sobrino, el exgobernador panista, Toño Echevarría García, un decreto que oficializaba como “Patrimonio Cultural Inmaterial” a las corridas de toros y las peleas de gallos en Nayarit. 

Este despropósito, obligó a la representación legal de la organización ambientalista “Cuenta Conmigo Tepic A.C.”, Marisela Hernández Carreón y Emmanuel Medina González, a interponer un amparo ante la Justicia Federal con el objetivo de “abolir toda manifestación de sangre y violencia”. 

Después de tres años de litigio, los ambientalistas, le ganaron la batalla al exgobernante panista, Toño Echevarría García y a su Tío, Polo Domínguez, tras conseguir que la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), dictara por cuatro votos a favor y uno en contra, la “CANCELACIÓN” del decreto “toñista”. 

Lo más escandaloso, es que los Ministros del Máximo Tribunal de Justicia del país, descubrieron que, en el trasfondo de éste decreto, el exgobernador, Toño Echevarría García, sus socios y prestanombres, pretendían cobrar millonarios subsidios en el Gobierno de Miguel Ángel Navarro Quintero, por promover la cultura de violencia de las corridas de toros y las peleas de gallos entre los nayaritas. 

A éste respecto, los Ministros, revelaron lo siguiente: 

“En los hechos, la declaración de estos espectáculos como patrimonio cultural habría permitido que los empresarios del ramo obtuvieran subsidios o apoyos para sus actividades, lo que sería contrario a los derechos reconocidos en la Constitución”. 

“Sería contradictorio estimar, destacaron, que bajo el amparo del “patrimonio cultural”, el Estado adoptara una serie de medidas financieras, administrativas y educativas tendientes a preservar y fomentar ciertas costumbres, usos, expresiones, manifestaciones humanas que, aunado a no ser generalmente aceptadas ni compartidas por la comunidad, tiendan al desconocimiento o violación de los derechos y libertades del ser humano, no solo en su aspecto individual, sino social o colectivo”, afirmaron. 

Por último, hay que aclarar, que la SCJN no entró al estudio sobre si las corridas de toros y las peleas de gallos son o no inconstitucionales, pues el amparo no impugnó este tema, se limitó únicamente a cuestionar la legalidad de la declaración de estas actividades como patrimonio cultural.

Sin embargo, ya le corresponderá a los diputados de la actual legislatura “decidir la prohibición de este tipo de espectáculos sangrientos que son rechazados por la sociedad nayarita, por promover la violencia contra los animales y el vicio por el vino, la cerveza y las apuestas.