Ciudad Juárez, Chih., Esta localidad fronteriza vivió ayer la jornada más violenta del año, la cual se inició por la tarde con una riña entre presuntos integrantes de las bandas criminales Los Mexicles Chapos en el Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) número 3, con saldo de tres reos muertos y al menos 20 lesionados.

Luego tuvo lugar una escalada de sucesos criminales en varias zonas del municipio: sujetos armados incendiaron cuatro tiendas de conveniencia y dispararon contra empleados y clientes; dos trabajadoras, una de ellas embarazada, perecieron intoxicadas, y cinco personas resultaron heridas.

Por la noche, un comando mató a cuatro empleados de la empresa Mega Radio, incluido el locutor Alan González, quienes realizaban una transmisión.

Al cierre de esta edición, ciudadanos alertaban en las redes sociales que continuaban los ataques en distintos puntos; en tanto, las autoridades les pedían no salir de sus casas.

La gobernadora María Eugenia Campos condenó los hechos y lamentó la pérdida de vidas. Toda la fuerza del Estado, junto a las autoridades federales y municipales; está enfocada en restablecer el orden y la paz, escribió en sus redes sociales.

Alrededor de las 13 horas, en el área 2 del Cereso, un grupo de reclusos de Los Mexicles invadió el espacio de los Chapos, desarmó a dos custodios y disparó; tres reclusos murieron, reportó la fiscalía estatal en un comunicado.

Aseguró que la gresca fue controlada hora y media después, cuando elementos de los tres órdenes de gobierno lograron contenerlos. Acudieron policías estatales, soldados, así como elementos de la Guardia Nacional y Protección Civil.

Ayer fue día de visita, por lo que, tras la confrontación, unas 500 personas fueron resguardadas en una zona segura y luego les permitieron salir. Hasta las 15 horas, ocho ambulancias esperaban para ingresar y trasladar a los reos lesionados.

Según testimonios de familiares de los convictos, éstos tomaron el control de una parte de la prisión y se escucharon disparos. Entró gente de gris y también con ropa normal, con shorts, con tenis; yo los vi ingresando al área 2, relató una mujer cuyo hermano se encuentra en la cárcel.

Entraron como 10 o 15 personas vestidas de civiles con siete personas vestidas de verde con armas largas; se fueron hasta la cafetería, dialogaron o no sé, de pronto se empezaron a pelear los civiles con los de ahí, con las visitas y niños dentro, relató otra persona.

Algunos visitantes aseguraron que hubo una balacera porque los internos estaban armados e incluso vieron cadáveres en el jardín, el patio y la zona de visitas; sin embargo, la autoridad sólo confirmó tres víctimas.

Custodios identificaron a dos de los tres internos asesinados como Raúl Sepúlveda y Kevin Aguilera, integrantes de Chapos, y confirmaron que Los Mexicles, del área 4, les dispararon aprovechando que había visita.

Unos 100 parientes de los presos intentaron ingresar por la fuerza porque volvieron a escuchar detonaciones; agentes los contuvieron y les informaron que celadores hicieron disparos al aire.

Queman tiendas

Más tarde, sujetos armados atacaron con armas de fuego y bombas molotov tiendas Oxxo, Del Río, Circle K y Rapiditos Bip-Bip ubicadas en avenida Ejército Nacional, bulevar Zaragoza, bulevar Óscar Flores y en la colonia Infonavit Juárez Nuevo, confirmó la policía local.

En Rapiditos Bip-Bip, los sicarios lanzaron bombas molotov y dos empleadas quedaron atrapadas entre las llamas. Ambas perecieron intoxicadas; una de ellas estaba embarazada. En Circle K, en bulevar Óscar Flores, acribillaron a cuatro individuos: dos hombres, un adolescente de 15 años y una mujer.

En el Oxxo de avenida Ejército Nacional y en una tienda Del Río ubicada en el bulevar Zaragoza, hombres armados golpearon a los empleados e hirieron de bala a uno.

Al mismo tiempo, trabajadores de una gasolinera de la avenida Gómez Morín y calle San Antonio fueron atacados a tiros; en el lugar se localizaron 27 casquillos percutidos. No hubo heridos.

Por la noche, hombres armados mataron a cuatro empleados de la empresa Mega Radio, incluido el locutor Alan González, junto a una pizzería; otros dos civiles resultaron heridos, reportó la policía municipal.

El cuerpo de González, de la estación Switch, quedó dentro de una furgoneta en el cruce de la avenida Ejército Nacional y Rancho Montañas, colonia Pradera Dorada.