El arsenal está integrado por 17 armas largas, un arma corta, explosivos y granadas de fabricación casera, un dron, entre otros.

La Fiscalía General de la República integró seis carpetas de investigación tras el aseguramiento de un arsenal luego del enfrentamiento ocurrido el pasado 9 de agosto en Ixtlahuacán del Río, Jalisco, donde se realizaba una reunión entre dos líderes regionales del Cártel Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo con la FGR, no hay detenidos por estos hechos por lo que las investigaciones son contra quien o quienes resulten responsables por el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

El arsenal asegurado consta de 17 armas largas, un arma corta, 190 cargadores, tres cintas de tela que contenían 270 cartuchos, más de mil 570 cartuchos, 12 placas balísticas, tres artefactos tipo granada para aditamento, 93 explosivos de fabricación casera y dos granadas, una de ellas de fabricación casera.

También fue asegurado un dron, nueve artefactos explosivos de material PVC, dos detonadores con mecha lenta, un detonador pirotécnico y un recipiente que contenía material explosivo con esferas metálicas.

La FGR indicó que el armamento fue asegurado durante reconocimientos terrestres de militares en inmediaciones de los poblados Agua Colorada, San Miguel Arcángel, Agua Prieta y el rancho Las Puentes, del municipio de Ixtlahuacán del Río.

Además del armamento, fueron asegurados 18 vehículos de diversas marcas, tres de ellos con blindaje, así como dos motocicletas.

La FGR indicó que no hay detenidos, sin embargo, el jueves pasado durante la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador en el informe Cero Impunidad el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja, dio a conocer el decomiso del armamento tras el enfrentamiento con fuerzas federales en Jalisco, así como cinco presuntos delincuentes detenidos y uno abatido.