El gobernador del estado Miguel Ángel Navarro Quintero recibió a los cañeros para mediar entre el Ingenio de Puga y los afectados, donde incluso podría intervenir el presidente de la república AMLO,   si los empresarios del molino no quieren pagarles los millones que adeudan a los trabajadores 

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; jueves 8 de septiembre del 2022.- Tras bloquear la avenida México por más de cinco horas de este miércoles, cañeros del Ingenio de Puga dialogaron con el gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero y pidieron su intervención ante   la empresa para que se les pague los más de 400 millones de pesos que les adeudan correspondiente a la zafra que acaba de concluir.

El Ejecutivo Estatal, tras escucharlos atentamente acordó que este jueves citará a los dueños para buscar juntos una solución a esta problemática que atañe a más de 4 mil 700 cañeros que abastecen esta factoría.

Dejó muy claro el gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero que, de no existir un arreglo, tratará el tema este fin de semana con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador durante su visita de dos días a Nayarit.

Los productores de caña, quienes durante la mañana marcharon por las principales calles de Tepic hasta parar frente a Palacio de Gobierno, se retiraron satisfechos con la respuesta del mandatario. 

Y es que aseguró el Secretario General de la organización “Mocape”, Octavio Lizárraga que los dueños del Ingenio de Puga les adeudan más de 400 millones de pesos y es injusto porque la azúcar entregada ya se comercializó, sin darles ni un centavo del 57 por ciento que les corresponde. 

Destacó que la zafra culminó el pasado 17 de junio donde tampoco les entregaron las pre-liquidaciones, fertilizante, el avío y al paso de los días, menos les han liquidado lo que tanto les costó cosechar.

Además, el Ingenio de Puga debe de moler arriba de un millón y medio de toneladas, pero esta zafra no se alcanzó ni un millón y la zafra que viene será más crítica porque al no fertilizar las tierras, aspiran a moler “cuando mucho”, 700 mil toneladas.

Lo peor de todo es que las familias de los cañeros y los mismos productores se quedaron sin seguridad social porque la empresa no pagó las cuotas del IMSS, a lo que de inmediato, el gobernador del Estado, indicó que dialogará con las autoridades del instituto para que les otorgue la atención médica.