En 1947, cuando apenas tenía 21 años, la monarca declaró que dedicaría su vida al servicio de todos.

Desde temprana edad, la reina Isabel II mostró gran capacidad y temple para dirigir la nación británica y lo demuestra el cumplimiento de un discurso emitido por la monarca cuando todavía era muy joven. 

En 1947, Isabel II en aquel entonces princesa, juró dedicar su vida al servicio de todos cuando apenas tenía 21 años.

Declaro ante todos ustedes que toda mi vida, ya sea larga o corta, estará dedicada a su servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que todos pertenecemos”.

El discurso que fue transmitido en televisión a todo el mundo, fue dirigido a la mancomunidad de naciones.  

Isabel II nació el 21 de abril de 1926 en el número 17 de Bruton Street, en el centro de Londres como primogénita de Jorge VI de la Reina Madre y será recordada por encabezar el reinado más largo de la historia de Reino Unido y del mundo.

La princesa nunca esperó ascender al trono, pero fue después de que el rey Eduardo VIII abdicó en 1936 por su amor a la estadounidense Wallis Simpson cuando la corona pasó a su padre Jorge VI, cuando ella tenía 10 años.

Tenía 25 años cuando su padre murió y se convirtió en la reina Isabel II el 6 de febrero de 1952, mientras estaba de gira por Kenia con su marido, el príncipe Felipe, así fue como tomó el cargo en el que permaneció 70 años.

Este jueves se anunció que la reina Isabel II, quien murió pacíficamente en Balmoral.