Una psicóloga asesinó a su novio, lo puso en bolsas y guardó en un refrigerador; la historia impactó en redes sociales.

María Alejandra, una psicóloga de la Ciudad de México, se volvió noticia en 2014 tras descuartizar a su novio con una motosierra pues sospechaba que le era infiel.

Hace apenas unas semanas se dio a conocer la sentencia contra María Alejandra, mujer que ahora pasará 46 años y seis meses en la cárcel por el asesinato de Allan Cuellar.

Su historia se volvió viral en redes sociales y medios internacionales la difundieron por todo el mundo.

Todo comenzó en 2011 cuando María Alejandra conoció a Allan Cuellar quien llevaba a su hija para consulta, fue ahí cuando ambos se enamoraron y comenzaron una relación.

Allan, de 41 años, se dedicaba a la venta de azulejo en un local al sur de la Ciudad de México, la relación duraría poco más de tres años.

Ya en 2014 la relación entre Allan y María Alejandra comenzó a resquebrajarse.

Amigos de la pareja, en declaraciones de la época, comentaban que la relación entre ambos era muy extraña pues peleaban a cada rato pero terminaban juntos al final.

Las peleas entre ambos llegaban a tal punto que la propia familia de Allan rechazaba la relación con la psicóloga.

Así ocurrió el asesinato

María Alejandra comenzó a sospechar que Allan le era infiel tras encontrarle mensajes en su celular.

Durante una discusión, por la presunta infidelidad de Allan, que Alejandra utilizó drogas para dormirlo y descuartizarlo usando una motosierra.

Las partes del cuerpo fueron colocadas en un refrigerador de la casa, Alejandra contaría a las autoridades que pensaba sacarlas de la casa poco a poco.

Sin embargo, el mal olor del cuerpo en descomposición y una llamada de alerta a la policía, tiró el plan de Alejandra.

Tras las investigaciones se determinaría que el cuerpo encontrado era de Allan, la psicóloga fue arrestada desde entonces.