Por Gilberto Cervantes Rivera, poeta de Cucharas

****A LOS MINUTOS DE QUE MIGUEL ÀNGEL NAVARRO QUINTERO ENCABEZÒ EL SIMULACRO ANTISISMICO, UN TEMBLOR DE INTENSIDAD SIETE, AZOTÓ NUESTRA CAPITAL, CAUSANDO MIEDO ENTRE LA POBLACIÓN, PUES NO FALTARON LOS AGOREROS DEL DESASTRE, ANUNCIANDO MAS REPLICAS EN CUALQUIER MOMENTO; USANDO EL SENTIDO COMÚN, EL DR. NAVARRO CONCEDIÓ A LOS TRABAJADORES Y FUNCIONARIOS EL DIA LIBRE PARA QUE FUERAN A SUS CASAS EN PLAN DE PROTEGER A SUS HIJOS; NO SE REPORTAN MUERTOS NI HERIDOS, SOLO LA TORRE DE CATEDRAL RESULTÓ DAÑADA EN SU ESTRUCTURA, PERO AUN PERMANECE DESAFIANDO AL TIEMPO.

Tepic, Nayarit; martes 20 de septiembre del 2022.- El 19 de septiembre de 1985, pasadas las siete de la mañana, un sismo de gran escala sacudió a gran parte del país. No solo Ciudad de México y Michoacán sufrieron afectaciones, y es que a 36 años de lo ocurrido, en Ciudad Guzmán sigue latente la herida por los estragos que también vivieron sus habitantes. En esta localidad, ubicada al sur de Jalisco, son comunes los sismos, sin embargo, lo ocurrido hace más de tres décadas quedará marcado no solo en la memoria de sus pobladores, sino en la historia de sus calles y como prueba la caída de las torres de su catedral.  De acuerdo a los recuentos oficiales, el sismo de 8.1 grados en la escala de Richter ocasionó en Ciudad Guzmán la muerte de 36 personas -aunque se presume que fueron más-, heridas en 750 personas, la destrucción de miles de casas y  alrededor de 21 mil personas quedaron damnificadas. Los relatos en torno a lo ocurrido aquel día abundan, sobre todo en octogenarios que palpan aquel suceso como si hubiera ocurrido recién. Mientras unos hablan de cómo las torres de la catedral prácticamente se vinieron abajo, dañando lo que sea a su paso, otros más aluden a gente asustada corriendo, techos destruidos y casas vibrantes, de las cuales por cierto hoy solo queda el recuerdo. Quienes vivieron ese momento recuerdan con pesar toda la pena y el dolor ocasionados por la destrucción del lugar por un terremoto que dicen duró dos minutos, sin embargo, aquel fatídico día también se recuerda como el inicio de lo que hoy se conoce como Protección Civil, que sentó las bases para la actuación ante este tipo de catástrofes, pues hasta ese momento no se contaba con algo así. Como forma de incentivar la cultura de la prevención, cada 19 de septiembre se conmemora el Día Nacional de Protección Civil con docenas de simulacros que se llevan a cabo en las entidades federativas. Esto, como parte de la enseñanza de una tragedia que, a nivel nacional, dejó hasta 10 mil muertos aunque en realidad se estima que sobrepasaron los 40 mil. Este 19 de septiembre en Jalisco, como parte de las acciones preventivas por el macro simulacro de evacuación 2021, participaron alrededor de 490 mil habitantes de alrededor de 3 mil inmuebles del sector público y privado. En tanto el llamado de las autoridades es a estar alerta y capacitarse en torno a este tipo de situaciones; lo cierto es que lo ocurrido hace 36 años sigue y continuará latente en la memoria de los mexicanos por ser una herida difícil de superar. Este lunes 19 de septiembre de 2022, la alerta sísmica sonó menos de una hora después de que millones de personas participaran en un simulacro nacional, que se realiza en esta fecha para fomentar la prevención. El Servicio Sismológico Nacional detalló que el sismo se produjo a las 13:05 horas, con epicentro a 59 km. al sur de Coalcomán (estado de Michoacán), en la costa del Pacífico. Tuvo una profundidad de 15 km. Este es el tercer sismo que se registra un 19 de septiembre en la historia de México (desde que se llevan registros) luego del ocurrido en 1985, con magnitud de 8.1 y que dejó más de 10,000 muertos, la gran mayoría en la capital. La misma fecha de 2017 otro sismo de 7.1 golpeó el centro del país, con un saldo oficial de alrededor de 369 fallecidos. El temblor de este lunes se produjo apenas con nueve minutos de diferencia con respecto al de 2017. Minutos después de que Miguel Ángel Navarro Quintero, Gobernador de Nayar, encabezara el desalojo de los trabajadores y funcionarios de Palacio de Gobierno, un sismo trepidatorio cuya intensidad casi alcanza los siete puntos en la escala de Richter, duró escasamente cinco segundos, causando sorpresa entre la población de nuestra capital, la que salió a la calle, con el miedo reflejado en el rostro, pues no faltó quien anunciara una o mas réplicas. El Dr. Navarro ordenó la suspensión de labores para que fueran a sus casas, con la idea de estar al pendiente de sus hijos; se reportan incidentes en Ahuacatlán donde una escuela se cuarteó y se abrió la tierra; ahora la primer torrecilla de Catedral, sufrió daños en su estructura pero no fue suficiente para que cayera desde una altura superior a los cien metros.