Sin mencionar expresamente a Rusia ni a su presidente, el pontífice lamentó que “algunos piensan en las armas nucleares” y denunció las “torturas” a las que son sometidos los ucranianos.

Después de que el presidente ruso Vladimir Putin advirtió a Occidente de que va en serio con la posibilidad de usar armas nucleares, el papa Francisco consideró este miércoles que pensar en un acto así es una “locura”

Francisco también dijo que los ucranianos están siendo sometidos a salvajismomonstruosidades y torturas, calificándolos como un pueblo “noble” que está siendo martirizado. 

Al referirse a su reciente viaje a Kazajistán ante una multitud congregada para su audiencia general en la Plaza de San Pedro, el pontífice elogió al país centroasiático por renunciar a las armas nucleares tras su independencia de la Unión Soviética en 1991. 

Esto fue valiente. En un momento de esta trágica guerra en el que algunos piensan en las armas nucleares -lo que es una locura- este país dijo ‘no’ a las armas nucleares desde el principio”, destacó. 

Putin ordenó la primera movilización de Rusia desde la Segunda Guerra Mundial y respaldó un plan para anexionarse partes de Ucrania, advirtiendo a Occidente de que iba en serio cuando dijo que estaría dispuesto a usar armas nucleares para defender a Rusia.

Francisco, que no nombró a Rusia ni a Putin, habló a la multitud de una conversación que tuvo el martes con el cardenal Konrad Krajewski, su jefe de obras caritativas, que está entregando ayuda en Ucrania. 

Los medios de comunicación vaticanos dijeron que Krajewski, que es polaco, tuvo que correr y ponerse a cubierto tras ser sorprendido por un ligero tiroteo la semana pasada mientras entregaba ayuda con un obispo católico, un obispo protestante y un soldado ucraniano.

Contó que también visitó fosas comunes en las afueras de Izium, en el noreste de Ucrania. 

Él (Krajewski) me habló del dolor de esta gente, de los actos salvajes, de la monstruosidad, de los cuerpos torturados que encuentran. Unámonos a esta gente, tan noble y martirizada”, comentó el pontífice.