Chaquito Giménez y Chucky Lozano, los únicos anotadores

Tras ganar su lugar en el Mundial de Qatar 2022, la Selección Mexicana ha cargado con una complicada preparación respecto a la producción de goles, situación que expone una crisis en el modelo de juego de Gerardo Martino.

El Tricolor ha disputado seis de nueve amistosos de cara a la justa mundialista y el balance goleador no es favorable. Sólo tres goles a favor.

El primero de Santiago Giménez, en la victoria 2-1 sobre Nigeria.

En ese mismo cotejo, el nigeriano William Troost-Ekong cometió un autogol. El Tricolor llegó a este amistoso tras un empate sin goles contra Guatemala.

El resto del camino para alistar su participación en Qatar 2022 han sido resultados poco alentadores: derrota con Uruguay (0-3), igualada con Ecuador (0-0) y tropiezo ante Paraguay (0-1). Por ahora, el alivio lo ha dado Hirving Lozano, con su gol frente a Perú (1-0).

Al Tata todavía le quedan amistosos para ajustar esa labor de “delantero asociativo”. Se mide a Colombia mañana y en noviembre contra Irak y Suecia.

El delantero Rogelio Funes Mori (Monterrey), el mediocampista Luis Romo (Monterrey), el defensa Jorge Sánchez (Ajax), Raúl Jiménez (Wolverhampton) y Héctor Herrera (Houston Dynamo) regresarán a sus clubes.

De acuerdo con la dirección de selecciones nacionales de la Federación Mexicana de Futbol, “los cinco jugadores, de común acuerdo, fueron cedidos de domingo 18 al domingo 25 de septiembre para trabajar su rehabilitación esta semana con el equipo dirigido por Gerardo Martino. La Selección Mexicana agradece a los clubes el haber permitido a los jugadores incorporarse a esta etapa de concentración”.