El mayor problema no es la violencia en las instituciones educativas, si no la drogadicción que ha afectado los estudiantes nayaritas, asegura José Manuel Miranda titular de la Dirección de Prevención al Delito municipal

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; jueves 29 de septiembre del 2022.- El problema más grave que se vive en los planteles de educación pública de Tepic  no es la violencia entre los alumnos que se agarran a golpes al menor movimiento  sino la drogadicción en la que se han unido los menores.

Así lo detectó la Dirección de Prevención al Delito Municipal bajo la titularidad de José Manuel Miranda, una vez que detectan que consumen enervantes, los alumnos son canalizados a los centros de rehabilitación para su atención.

“Lo que hemos detectado más es cuestiones de drogadicción, por lo tanto, hemos reforzado aún más este programa donde llevamos con psicólogos diferentes talleres, nos enfocamos especialmente en los que ya están consumiendo  y los canalizamos a diferentes dependencias del Estado que nos han apoyado por ejemplo CAPA que es donde se dedican a los jóvenes”.

Ya son varios los menores con adicciones atendidos y que han llevado un proceso que lo han aceptado junto con sus padres, indicó el funcionario.

El consumo de sustancias tóxica principalmente marihuana y cocaína son el pan nuestro  en las primarias y secundarias de Tepic, el problema se centra en las escuelas de la zona de la Cantera.

“Desde la primaria,  lamentablemente nos hemos topado con casos, en secundaria también y obviamente preparatoria con sustancias como marihuana y cocaína. Incluso, una de las escuelas con mayor índice es la Cantera en la secundaria 55, si no mal recuerdo”.

A solicitud del director de ese plantel, de forma continua se realizan actividades y talleres para atender a los alumnos, tanto así que hace unas semanas por primera vez en la historia de esa escuela, se hizo una banda de guerra, la policía de Tepic les donó instrumentos y los menores se capacitan para tocarlos,  finalizó José Manuel Miranda.