Además de la edad, los factores hereditarios y los malos hábitos alimenticios, también el consumo de tabaco y alcohol, aumentan el riesgo de sufrir un infarto al miocardio

A lo largo de la vida, las enfermedades del corazón pueden ser asintomáticas, pero cuando se empiezan a manifestar, los síntomas podrían ser el cansancio anormal por esfuerzos que antes no lo causaban, tos seca, sensaciones de mareo, confusión, mente en blanco y breves pérdidas de conciencia, alertó Luisa Fernanda Aguilera Mora, fundadora de la Organización Salvando Latidos.

Por lo anterior, en el marco del día mundial del corazón que se conmemora el 29 de septiembre, la cardióloga exhortó a la población a cuidar su salud, con buena alimentación y ejercicio, considerando que las enfermedades del corazón son la primera causa de muerte en nuestro país.

Explicó que además de la edad, los factores hereditarios y los malos hábitos alimenticios, también el consumo de tabaco y alcohol, aumentan el riesgo de sufrir un infarto al miocardio.

“Dentro de los factores de riesgo que provocan enfermedades del corazón están las modificables: el sedentarismo, alimentación, estrés, ansiedad, depresión, desarrollar una enfermedad como diabetes mellitus y enfermedades crónicas. Además, hay que tener en cuenta 
los  no modificables como  la edad o la herencia”, explicó.

La también vocera de la PiSA farmaceútica, señaló que es importante  buscar atención médica temprana para mantener la salud de su corazón.

“Las personas que  necesiten orientación y apoyo en enfermedades cardiovasculares pueden consultar la Organización Salvando Latidos, donde se abordan  temas de prevención, diagnóstico o rehabilitación cardíaca”.