-Ya se frotaban las manos para imponer Senadores, Diputados Federales, Presidentes Municipales y hasta los diputados en las elecciones del 2024, pero, se les acabarán sus sueños de grandeza con la próxima reforma a la Ley Electoral federal que propone “desaparecer” los 32 Institutos Estatales Electorales

Por Servio Tulio Berumen 

Tepic, Nayarit; viernes 30 de septiembre del 2022-Con la reforma a la Ley Federal Electoral, los exgobernadores nayaritas, Ney Manuel González Sánchez y Toño Echevarría García, perderán el poder del Instituto Estatal Electoral de Nayarit (IEEN). 

Ya que ésta reforma, que se “cocina” en Comisiones de la Legislatura Federal en San Lázaro, propone entre otras cosas, la “desaparición” de los 32  inútiles Institutos Estatales Electorales en las entidades federativas. 

Lo que representa un “golpazo” contra los intereses obscuros y corruptos de los exgobernantes nayaritas, Ney Manuel González Sánchez y Toño Echevarría García. 

Quiénes, entre sus tóxicos sueños de poder, tenían planeado imponer en las próximas elecciones del 2024, a los tres Senadores (dos de mayoría y un plurinominal), a los tres diputados federales, a los 20 Presidentes Municipales, 20 síndicos y a los 132 regidores de los Cabildos Municipales. 

Ya que hay que recordar, que el Presidente del Instituto Estatal Electoral de Nayarit (IEEN), José Francisco Cermeño Ayón, fue impuesto por el exgobernador, Ney Manuel González Sánchez, tras rescatarlo de ir a la cárcel cuando fungió como Administrador del Teatro del Pueblo. 

Mientras, que la controvertida exconsejera ciudadana, Claudia Zulema Garnica Pineda, fue impuesta en la séptima sesión pública extraordinaria 2021, por el exgobernador, Toño Echevarría García y por su madre, la exdiputada federal panista, Martha Elena García, como Directora de Administración del Instituto Estatal Electoral de Nayarit. 

Por lo tanto, la reforma a la Ley Federal Electoral, que se espera se apruebe en el mes de octubre, terminará por tumbarle los sueños de grandeza a estos dos corruptos exgobernadores, a Ney González Sánchez y a Toño Echevarría García. 

Siendo el más perjudicado, el hijo del “Tigre” Toño, ya que le urge tener el poder del próximo Congreso del Estado, porque todos los delitos de corrupción que cometió durante su fracasado gobierno, prescriben hasta el año 2032.